Quien Es Isaac En La Biblia?

Quien Es Isaac En La Biblia
En el Libro de Génesis, Isaac (en hebreo יִצְחָקYitzhak o Yiṣḥāq en árabe إسحاق Ish’aq, ‘reirá’ o ‘risa’) es el segundo de los patriarcas del pueblo de Israel ; hijo del primer patriarca de los hebreos Abraham, que fue el que lideró la migración de los hebreos desde la Mesopotamia hacia el Levante Mediterráneo, y de su.

¿Qué misión fue la de Isaac según la Biblia?

(7-2) Génesis 24-28. ¿Cuándo y dónde ocurrieron los acontecimientos sucedidos en la vida de Isaac y Jacob? – Por la información cronológica dada en Génesis y en el libro de Moisés, se calcula que Isaac nació aproximadamente 1900 años a. y que tenía cuarenta años de edad cuando se casó con Rebeca.

Esaú y Jacob nacieron veinte años después, o sea, unos 1840 años a. La huida de Jacob a Padam-aram, o Harán, probablemente ocurrió unos 1800 años a. , lo que significa que los doce hijos nacieron entre 1800 y 1780 a.

En la genealogía real de Adán, Abraham ocupaba el vigésimo lugar, Isaac el vigésimo primero y Jacob el vigésimo segundo. De acuerdo con la información que ha prevalecido hasta los tiempos modernos, Isaac vivió toda su vida en una zona que puede ser encerrada en un círculo de ciento sesenta kilómetros de diámetro.

En la parte norte de este círculo estaría Jerusalén, donde Abraham llevó a su hijo, y la parte sur de Israel, conocida como el Neguev, ocuparía la mayor parte del círculo. Por otra parte, Jacob viajó mucho más lejos, yendo hasta Harán, en las regiones norteñas del Eufrates y posteriormente hasta Egipto donde José, su hijo, lo protegió durante su vejez.

En el Neguev se realizaban actividades agrícolas propias de un terreno árido. Parece que Isaac, que era pastor, y su gran familia encontraron allí suficientes pasturas y otros medios de subsistencia. Tenían que emigrar de un lugar a otro, sin embargo, por causa de los períodos de hambre que ocasionalmente se producían.

Muchos siglos de conflictos, el abandono y algunas causas naturales han tornado al Neguev, desde aquel entonces hasta el presente, en una zona estéril que cubre casi la mitad de lo que es hoy día Israel.

En años recientes los israelíes han estado convirtiendo al Neguev en una zona otra vez productiva. Isaac vivió en estas tres zonas del Neguev: Beer-lahai-roi, Gerar y Beerseba. Al igual que su padre, Isaac hizo cavar muchos pozos y a menudo llevaba a su tribu y a sus rebaños a donde se podía encontrar agua.

Isaac era un hombre pacífico, según nos dice la historia, y prefería emigrar a otras tierras y cavar nuevos pozos antes que luchar por los que ya había abierto. El Señor lo hizo prosperar enormemente. Gerar está al sudoeste de Jerusalén, Beerseba al sudeste de Gerar y a unos sesenta kilómetros del extremo sur del Mar Muerto.

El clan de Isaac se estableció en Beerseba y se ha asociado dicha comunidad con su nombre desde entonces. Beerseba está a ochenta y cinco kilómetros al sur de Jerusalén y en el Antiguo Testamento marcaba la frontera sur del reino de Judá. Al huir hacia Padam-aram (Harán), Jacob tuvo una visión excepcional en Betel, en el lugar donde su abuelo, Abraham, había levantado un altar muchos años antes. Imagen Old testament Student Manual Ruta seguida por Jacob hasta Harán, en Padan-aram.

¿Qué le dijo Dios a Isaac?

1 Y aconteció después de estas cosas, que Dios a puso a prueba a Abraham y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 2 Y Dios dijo: a Toma ahora a tu hijo, tu b único , Isaac, a quien c amas , y vete a tierra de d Moriah y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

3 Y Abraham se levantó muy de mañana, y ensilló su asno, y tomó consigo a dos criados suyos y a Isaac, su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó y fue al lugar que Dios le había dicho. 4 Al tercer día alzó Abraham sus ojos y vio el lugar de lejos.

5 Entonces dijo Abraham a sus criados: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allá, y a adoraremos y volveremos a vosotros. 6 Y tomó Abraham la leña del holocausto y a la puso sobre Isaac, su hijo; y él tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y fueron los dos juntos.

  1. 7 Entonces habló Isaac a Abraham, su padre, y dijo: Padre mío;
  2. Y él respondió: Heme aquí, hijo mío;
  3. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña, pero, ¿dónde está el cordero para el holocausto? 8 Y respondió Abraham: Dios se proveerá de a cordero para el holocausto, hijo mío;

E iban juntos. 9 Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un a altar , y acomodó la leña, y ató a Isaac, su hijo, y le puso en el b altar sobre la leña. 10 Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

11 Entonces el ángel de Jehová clamó del cielo y dijo: ¡Abraham! ¡Abraham! Y él respondió: Heme aquí. 12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho ni le hagas nada, porque ya sé que a temes a Dios, pues no me b rehusaste a tu hijo, tu único.

13 Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí un carnero a sus espaldas trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham, y tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. 14 Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar: Jehová a proveerá.

Por tanto, se dice hoy: b En el monte de Jehová será provisto. 15 Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo 16 y dijo: Por mí mismo he a jurado , dice Jehová, que por cuanto has hecho esto y no me has rehusado a tu hijo, tu único, 17 de cierto te bendeciré grandemente y multiplicaré en gran manera a tu descendencia como las estrellas del cielo y como la b arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las c puertas de sus enemigos.

18 En tu a simiente serán b bendecidas todas las naciones de la tierra, por cuanto c obedeciste mi d voz. 19 Y volvió Abraham a sus criados, y se levantaron y se fueron juntos a Beerseba; y habitó Abraham en Beerseba. 20 Y aconteció después de estas cosas que le fue dada la nueva a Abraham, diciendo: He aquí que también a Milca ha dado a luz hijos a Nacor, tu hermano: 21 a Uz, su primogénito, y a Buz, su hermano, y a Kemuel, padre de Aram.

You might be interested:  Que Es Una Vida Consagrada A Dios?

¿Qué hizo Isaac en su vida?

Patriarca bíblico, hijo de Abraham y de Sara. Nació hacia el año 1896 a. , cuando su padre contaba cien años y su madre noventa. De acuerdo con la Biblia, Dios exigió que Abraham sacrificase a su hijo Isaac, petición a la que accedió, si bien en su lugar lo sería finalmente un carnero. Con tal relato, centrado en la región de Moria, se quería rechazar los sacrificios humanos practicados por los cananeos, como no queridos por Dios.

La vida de Isaac se desenvolvió en un ambiente sedentario, pues se dedicó a la agricultura y a la ganadería, actividad con la que incluso llegó a ser rico. Casó con Rebeca, hija del arameo Betuel, y tuvo dos hijos, Esaú y Jacob , que le causaron muchas penas (episodio de la venta de la primogenitura).

Isaac, fue enterrado en Majpelá. De hecho, bajo el prisma bíblico, el patriarca Isaac es una figura poco destacada, de transición entre Abraham y Jacob. Quien Es Isaac En La Biblia Sacrificio de Isaac según Filippo Brunelleschi. Quien Es Isaac En La Biblia Sacrificio de Isaac según Lorenzo Ghiberti.

  • Enciclonet

¿Cuál es la enseñanza que nos deja Isaac para nuestra vida?

Isaac fue el hijo de un gran padre y el padre de un gran hijo, pero como tal, su registro es diverso. En contraste con la constante prominencia que Génesis le da a Abraham, la vida de Isaac está dividida y se cuenta alrededor de las historias de Abraham y Jacob.

  1. La caracterización de la vida de Isaac encaja en dos partes, una claramente positiva y una negativa, y de las dos se derivan las lecciones respecto al trabajo;
  2. En el lado positivo, la vida de Isaac fue un regalo de Dios;

Abraham y Sara lo atesoraron y le transmitieron su fe y valores, y Dios le reiteró las promesas que le había hecho a Abraham. La fe de Isaac y su obediencia cuando Abraham lo trajo como sacrificio es ejemplar, porque realmente debió haber creído lo que su padre le había dicho: “Dios proveerá para sí el cordero para el holocausto, hijo mío” (Gn 22:8).

  • Durante la mayor parte de su vida, Isaac siguió los pasos de Abraham;
  • Expresando la misma fe, Isaac oró por su esposa estéril (Gn 25:21);
  • Así como Abraham sepultó de forma honrosa a Sara, Isaac e Ismael enterraron juntos a su padre (Gn 25:9);

Isaac se convirtió en un agricultor y pastor tan exitoso que la población local lo envidiaba y le pedía que se fuera (Gn 26:12–16). Él volvió a abrir los pozos que se habían cavado durante el tiempo de su padre, los que de nuevo se convirtieron en objeto de disputas con las personas de Gerar respecto a los derechos sobre el agua (Gn 26:17–21).

Como Abraham, Isaac fue parte de un pacto juramentado con Abimelec que establecía un trato justo entre los dos (Gn 26:26–31). El escritor de Hebreos mencionó que por la fe, Isaac vivió en tiendas y bendijo a Jacob y a Esaú (Heb 11:8–10, 20).

En resumen, Isaac había heredado un gran negocio familiar y riqueza. Como su padre, él no lo acaparó, sino que cumplió el rol que Dios había escogido para él de pasar la bendición que se extendería a todas las naciones. En estos eventos positivos, Isaac fue un hijo responsable que aprendió a liderar su familia y administrar sus negocios en una forma que honraba el ejemplo de su padre piadoso y competente.

La diligencia de Abraham para preparar un sucesor y establecer valores permanentes le trajo bendiciones a su negocio una vez más. Cuando Isaac tenía cien años, fue su turno de designar a su sucesor pasando la bendición de la familia.

Aunque vivió otros ochenta años, el otorgamiento de la bendición fue el último aspecto significativo de Isaac registrado en el libro de Génesis. Lamentablemente, por poco falla en esta tarea. De alguna forma, olvidó la revelación de Dios a su esposa, que a pesar de la costumbre normal, su hijo menor, Jacob, debía convertirse en la cabeza de la familia en vez del mayor (Gn 25:23).

  • Isaac regresó al camino correcto para cumplir los propósitos de Dios gracias a una táctica ingeniosa de Rebeca y Jacob;
  • Mantener el negocio de la familia significaba que la estructura fundamental de la familia debía estar intacta, y el padre debía garantizar esto;

Aunque sea desconocido para muchos de nosotros actualmente, habían costumbres relacionadas que eran prominentes en la familia de Isaac: el derecho de nacimiento (Gn 25:31) y la bendición (Gn 27:4). El derecho de nacimiento otorgaba el derecho de heredar una parte más grande de las propiedades del padre, en términos de bienes y tierras.

Aunque algunas veces el derecho de nacimiento se transfería, se reservaba por lo general para el hijo primogénito. Las leyes específicas al respecto podían variar, pero parece que fue una característica estable de la cultura del Cercano Oriente antiguo.

La bendición era el llamado correspondiente de la prosperidad de Dios y la sucesión del liderazgo en el hogar. Esaú creyó equivocadamente que podía ceder su derecho de nacimiento y tener la bendición de todas formas (Heb 12:16–17) pero Jacob reconoció que eran inseparables.

Con ambas, Jacob tendría el derecho a la herencia de la familia tanto económica como social y también en términos de su fe. La bendición, un tema fundamental en el desarrollo de la trama de Génesis, no solo acarreaba recibir las promesas del pacto de Dios con Abraham, sino también transmitirlas a la siguiente generación.

You might be interested:  Quien Era Noe En La Biblia?

El fracaso de Isaac al no reconocer que Jacob debía recibir el derecho de nacimiento y la bendición, provenía de haber puesto su comodidad personal por encima de las necesidades de la organización familiar. Él prefería a Esaú porque amaba la presa silvestre que su hijo el cazador le traía.

Aunque Esaú valoraba el derecho de nacimiento menos que una simple comida (lo que significa que no era adecuado ni estaba interesado en la posición de liderar el negocio familiar), Isaac quería que Esaú lo tuviera.

Las circunstancias privadas bajo las cuales Isaac otorgó la bendición indican que sabía que tal acto sería criticado. El único aspecto positivo de este episodio es que la fe de Isaac lo llevó a reconocer que la bendición divina que por error le había dado a Jacob, era irrevocable.

Por esta razón se le recuerda generosamente en Hebreos. “Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú, aun respecto a cosas futuras” (Heb 11:20). Dios había escogido a Isaac para perpetuar está bendición y trabajó con tenacidad Su voluntad por medio de él, a pesar de las intenciones mal fundadas de Isaac.

El ejemplo de Isaac nos recuerda que sumergirnos demasiado en nuestra propia perspectiva nos puede llevar a cometer graves errores de juicio. Cada uno de nosotros es tentado por la comodidad personal, prejuicios e intereses privados, que nos hacen perder de vista la importancia más amplia de nuestro trabajo.

  • Tal vez nuestra debilidad sean los elogios, la seguridad financiera, las relaciones inadecuadas, evitar los conflictos, las recompensas a corto plazo y otros beneficios personales que pueden estar en contra de que hagamos nuestro trabajo para cumplir los propósitos de Dios;

Aquí se involucran tanto factores individuales como sistémicos. A nivel individual, el favoritismo de Isaac por Esaú se repite en la actualidad, cuando aquellos en el poder deciden promover ciertas personas con base en favoritismos, sean reconocidos o no.

En el nivel sistémico, todavía hay muchas organizaciones que permiten que sus líderes contraten, despidan y asciendan personas a su antojo, en vez de desarrollar sucesores y subordinados por medio de un proceso a largo plazo, coordinado y que rinda cuentas.

Ya sea que los abusos sean individuales o sistémicos, no habrá una solución efectiva con apenas decidir hacerlo mejor o cambiar los procesos organizacionales. En vez de esto, tanto los individuos como las organizaciones deben ser transformados por la gracia de Dios para priorizar lo que es realmente importante por encima del beneficio personal.

¿Qué hizo Isaac para Dios?

En el Libro de Génesis, Isaac (en hebreo יִצְחָקYitzhak o Yiṣḥāq en árabe إسحاق Ish’aq, ‘reirá’ o ‘risa’) es el segundo de los patriarcas del pueblo de Israel; hijo del primer patriarca de los hebreos Abraham, que fue el que lideró la migración de los hebreos desde la Mesopotamia hacia el Levante Mediterráneo, y de su.

¿Cuáles son las características de Isaac?

Un hombre de devoción simple y pureza de vida Isaac es ‘una vez a la contraparte de su padre en devoción simple y pureza de vida, y un contraste en su debilidad de carácter pasivo, que en parte, al menos, puede haber surgido de sus relaciones con su madre y esposa.

¿Qué hizo Isaac antes de morir?

Introducción – Antes de su muerte, Abraham otorgó todo lo que tenía a Isaac. Rebeca, la esposa de Isaac, dio a luz a gemelos, llamados Esaú y Jacob. Esaú vendió su primogenitura a Jacob, y más tarde Isaac otorgó a Jacob la bendición de la primogenitura, que incluía las bendiciones del convenio de Abraham.

¿Cuál fue el sacrificio de Isaac?

Giordano, Luca – Nápoles, 1634 – Nápoles, 1705 Quien Es Isaac En La Biblia Luca Giordano gozó en vida, tanto en Italia como en España, de gran popularidad que, a su muerte, cayó precipitadamente arrastrada por dos prejuicios que se han mantenido hasta fechas recientes. El primero fue el de su rapidez de ejecución y como consecuencia su superficialidad, que siempre le repro. Fuente: Museo Nacional del Prado Ver ficha de autor Hacia 1653. Óleo sobre lienzo, 85 x 124 cm No expuesto Dios puso a prueba a Abraham pidiéndole que sacrificara a su hijo Isaac.

Llegados al lugar elegido, Abraham construyó un ara, amontonó leña, ató a su hijo y se dispuso a cumplir su palabra, momento en el que un ángel detuvo su brazo, mostrándole un carnero enviado por Dios para que realizara con él el sacrificio ( Génesis 22: 1-19).

Giordano dispuso la composición de acuerdo a una doble diagonal. Las figuras aparecen a modo de friso descendente desde el ángel situado a la izquierda, pasando por Abraham o el resignado Isaac , concluyendo con la tea mencionada en el episodio bíblico en la esquina inferior derecha.

  • Al fondo cierra la composición una ladera de pronunciada pendiente que desciende hacia la izquierda;
  • En su parte más baja se abre un tercer plano en el que aparece una ciudad descrita con someras pinceladas azuladas;

El pintor escogió, como es habitual en la representación de esta escena, el momento de mayor dramatismo, cuando el viejo Abraham se dispone a degollar a su hijo, que ha asumido dócilmente su sacrificio. El ángel detiene el brazo del padre y le conmina a sustituir a su primogénito por el carnero enviado por Dios , situado a la derecha del ara.

  • Ver obra en línea del tiempo

¿Qué enseñanza nos deja la historia de Isaac y Rebeca?

Objetivo – Enseñar a los niños que las mismas bendiciones eternas que se les prometieron a Abraham, a Isaac y a Jacob pueden ser de ellos si hacen convenios matrimoniales en el templo y los honran.

¿Quién es el hijo de la promesa en la Biblia?

Home » ¿Quiénes son considerados los hijos de la Promesa? Todos aquellos que son Hijos de la Promesa, no buscan más las bendiciones, sino que se convierten en conquistadores de las Promesas de Dios y por lo consiguiente ellos tienen el poder de bendecir a otros Quien Es Isaac En La Biblia “Esto es, no son los hijos de la carne los que son hijos de Dios, sino que los hijos de la promesa son considerados como descendientes”. (Romanos 9:8). Los hijos de la carne, son aquellos hijos biológicos de padre y madre. Y aquellos que Dios considera sus hijos son aquellos que han nacido de Él, esto es, que han recibido el Espíritu Santo. Cuando uno nace de Dios, la mentalidad y el corazón son transformados y como consecuencia se comienza a vivir por la fe.

Eso lleva a vivir permanentemente en la dependencia de Dios. Quien se torna en un hijo (a) de Dios, se convierte en hijo (a) de la Promesa. Y es por lo consiguiente que no se aceptará no ver las Promesas de Él cumpliéndose en su vida.

Por ejemplo, quien es hijo (a) de la Promesa, es templo del Espíritu Santo, pero sigue siendo un ser humano, por lo que está propenso a contraer una enfermedad. Pero, quien es hijo de la Promesa de ninguna manera aceptará esa situación en su vida. Porque, es nacido de Dios y por lo tanto tiene el conocimiento que en la Palabra de Dios hay una promesa escrita que Él llevó nuestras enfermedades (Isaías 53:4).

Lo que caracteriza a los hijos de la Promesa es que ellos persiguen la Promesa, esto es, no aceptan no ver la Palabra de Dios cumpliéndose en su vida y eso los lleva a luchar hasta lograr la respuesta.

La Biblia habla de un hombre llamado Jacob, el cual luchó con Dios hasta ser bendecido. (Génesis 32,33). La razón era porque Dios le había prometido a Jacob que regresará a su tierra y que ahí también lo prosperaría y haría su descendencia como la arena del mar (Génesis 32:12).

You might be interested:  Que Significa Sabiduria En La Biblia?

En obediencia a esa Promesa, Jacob estaba yendo al encuentro de su hermano Esaú. Pero, Esaú lo estaba buscando para matarlo, ¿cómo revertir esa situación? Jacob tenía incluso las condiciones para vencer a su hermano, pero él quería depender de Dios y confiar en la Promesa que Él le había hecho, fue así que él usó todos los recursos que tenía para evitar tener un enfrentamiento con su hermano.

Fue en ese momento que Jacob comenzó a luchar con Dios, cobrando la Promesa de lo que Él le había prometido. La biblia describe que Jacob no descansó e insistió por la promesa verla cumplida en su vida. Después de la lucha que Jacob tuvo con Dios, Él lo bendijo y la situación se transformó.

Jacob tuvo un buen encuentro con su hermano y no sólo eso, la Promesa se cumplió en la vida de él. A partir de ese momento él también tuvo el poder para bendecir. En la actualidad no es diferente porque todos aquellos que son Hijos de la Promesa, no buscan más las bendiciones, sino que se convierten en conquistadores de las Promesas de Dios.

Es por lo consiguiente que ellos tienen el poder de bendecir a otros. Los hijos de la Promesa saben que tienen que tener una comunión con Dios a través de los siguientes aspectos: la oración, el ayuno y la meditación en la biblia. Pero, también saben que ellos sólo podrán ver esas Promesas en su vida si existe sacrificio y la manifestación de la fe.

Y para llegar a la conquista de esas promesas habrá desafíos, luchas, pruebas… Pero, como hijo de la Promesa se sabe que Dios dará las condiciones para tomar posesión de las Promesas de Dios. Si usted se considera un Hijo de la Promesa, no puede aceptar no tomar posesión de las promesas que Dios tiene para Sus Hijos, luche con Él, insista, sométase a Su Voluntad y no desista hasta ver la Promesa de Él cumpliéndose en su vida.

Dios les bendiga.