En Que Orden Leer La Biblia?

En Que Orden Leer La Biblia
¿En qué orden debo leer la Biblia?

  • Si este es su primer contacto con la Biblia: Comience con uno de los cuatro evangelios, en el Nuevo Testamento: Mateo, Marcos, Lucas o Juan.
  • Si desea profundizar su conocimiento general de la Biblia: Comience leyendo los libros históricos del Antiguo Testamento — desde Génesis hasta Ester.
  • Libros para leer en cualquier momento:
  • Libros para cuando estás más avanzado:

¿Cuál es el orden correcto de leer la Biblia?

¿Que hacer antes de empezar a leer la Biblia?

Leer  la Biblia  puede ser una tarea intimidante para aquellos que nunca la han leído o siente que quizás es muy difícil de entender. Aun así, para el cristiano, esta práctica debe ser parte del diario vivir. Considere estos cinco consejos básicos para leer la Biblia.

¿Cómo empieza la Biblia?

Apéndice [ editar ] –

Traducción Texto
Reina-Valera En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
La Biblia de las Américas En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
La Biblia del Siglo de Oro En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Nueva Versión Internacional Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.
Nueva Traducción Viviente En el principio, Dios creó los cielos y la tierra.
La Palabra (España) Cuando Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra,
La Palabra (Hispanoamérica) Cuando Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra,
La Torá En el comienzo de la creación de Dios de los Cielos y la Tierra,
Biblia de Jerusalén En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Biblia Latinoamericana En el principio, cuando Dios creó los cielos y la tierra,
El Libro del Pueblo de Dios Al principio Dios creó el cielo y la tierra.
Dios Habla Hoy En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra.
Traducción en Lenguaje Actual Cuando Dios comenzó a crear el cielo y la tierra,

.

¿Cómo se lee la Palabra de Dios?

¿Cómo debo tener la Biblia en mi casa?

El lugar donde se colocará la Biblia abierta puede ser sobre una mesa o una estantería de un mueble, decorado a su alrededor por un paño bonito, flores y/o una vela, lo que prefieran.

¿Qué pasa si leo la Biblia todos los días?

Ser educados por la Palabra – Como cristianos, nuestra fe no se basa en nuestra imaginación o nuestros conceptos, sino en la Palabra de Dios. Por tanto, es de suma importancia que sepamos lo que nos dice la Palabra de Dios. Al leer la Biblia regularmente, con el tiempo leeremos la Biblia en su totalidad y obtendremos un conocimiento básico de Dios y las cosas de Dios.

  1. Este conocimiento básico es como aprender el abecedario;
  2. Si no aprendemos las letras del abecedario, será imposible que leamos o escribamos;
  3. Antes de poder entender el libro más sencillo o escribir una carta, debemos aprender el abecedario;

Conocer los hechos relatados en la Biblia es como saber nuestro abecedario espiritual. Familiarizarnos con las palabras, los hechos, las historias y las expresiones en la Biblia forman en nosotros los componentes básicos que el Señor puede usar para mostrarnos más de la verdad en Su Palabra.

Esto nos ayuda a que lo conozcamos de una manera más profunda y le permite hablarnos más y más en Su Palabra. Dios nos ha dado un regalo poderoso y maravilloso en Su Palabra. Al leerla, no sólo somos educados espiritualmente, sino que también somos lavados y nutridos en nuestro interior.

Si usted desea recibir ayuda en cuanto a leer la Biblia regularmente, le recomendamos mirar la siguiente entrada: edificar un hábito de leer la Biblia diariamente. –> –>.

You might be interested:  Cuándo Nació Jesús?

¿Que leer en la Biblia cuando se tiene miedo?

Isaías 41:10 – No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha (Is 41:10).

¿Cómo leer un devocional?

Descargar el PDF Descargar el PDF Un devocional es un momento especial del día dedicado a la comunicación con Dios y el descubrimiento de su palabra. Mediante la meditación y la oración es posible entrar en contacto directo con Dios y armonizar nuestra vida en muchos aspectos. Muchas veces hemos oído decir que es necesario tener un devocional diario, pero lo importante es saber cómo, cuándo y dónde se realiza para llegar al nivel de concentración necesario para entrar en contacto con el Creador.

  1. 1 Determina una hora fija para hacer tu devocional y apégate a ese horario. No intentes hacer tu devocional en tu tiempo libre porque lo más seguro es que nunca encontrarás ese tiempo. Si agendas, programas y respetas cada día el tiempo que vas a utilizar para tu devocional, optimizarás cada uno de tus encuentros con Dios.
  2. 2 Elige un libro de La Biblia y haz tu devocional en él desde el principio hasta al final. No es recomendable que simplemente abras tu Biblia al azar cada día porque corres el riesgo de pasar por alto aspectos importantes del contexto y “hacerle decir” a la Biblia cosas que en realidad no dice. ¿Cómo leerías una carta de amor? Empezarías por el comienzo y poco a poco leerías, con calma, hasta el final ¿no es verdad? ¡La Biblia es una carta de amor que Dios te escribió! Así es que toma un libro por el comienzo y sigue en él hasta el final.
  3. 3 Elige un lugar fijo en tu casa. Un lugar donde no seas interrumpido por nada ni nadie y haz de ese lugar tu espacio especial donde siempre te encontrarás con Dios. Eso te ayudará a no distraerte y perder el tiempo buscando dónde acomodarte para hacer tu devocional.
  4. 4 Ten listas todas las cosas que vayas a necesitar. Debes tener a mano una Biblia, un cuaderno, un lápiz, sacapuntas, etc. Guárdalas en el lugar donde siempre hagas tu devocional. Tener todo listo evitará tener que levantarte a buscar algo que hubieras olvidado y así podrás seguir concentrado en tu comunión con Dios, sin distracciones. Anuncio
  1. 1 Ora. Una vez que hayas elegido un libro (pongamos como ejemplo que elegimos el evangelio de Marcos) lo primero que debes hacer es orar para pedirle a Dios que te ayude a escucharle y que puedas ver cuál es Su Voluntad. Haz una oración corta, que te ayude a recordar delante de quién te estás presentando y que alinee tu corazón con el de Dios.

    A continuación, te presentamos una serie de pasos para realizar tu devocional de la manera más exitosa posible. Recuerda que este no es tu tiempo de oración e intercesión por otras personas, sino que es el momento en que, como un soldado, te estás presentando delante de tu capitán a recibir órdenes e instrucciones, no a pedir favores.

    Tu meta debe ser la de entrar en conexión directa con tu Creador.

  2. 2 Lee y marca. Enseguida comienza a leer el capítulo que te corresponda (en este caso el capítulo uno del evangelio de Marcos) varias veces, pero vas a leerlo con un lápiz en la mano y marcando todo lo que te llame la atención, es decir, puede ser alguna frase que te suene extraña o interesante, alguna palabra que se repita muchas veces, alguna actitud de un personaje determinado, alguna relación que haya de causa-efecto (si haces esto… sucederá aquello…), algunos contrastes que puedas identificar, etc.
  3. 3 Medita. En este momento te darás cuenta de que hay algunas cosas que ya has marcado en tu Biblia, concéntrate en esas porciones (pregúntale a Dios qué es lo que Él quiere decirte) y elige la que más te llame la atención. Toma un tiempo para meditar en esa porción.
    • Hoy en día entendemos la meditación como tratar de poner la mente en blanco, pero en la Biblia meditar es todo lo contrario, es llenar tu mente de los pensamientos de La Palabra.
    • Repasa varias veces ese pasaje que llamó tu atención y pregúntate: ¿hay algo aquí que tengo que imitar?, ¿hay algo en este pasaje que tengo que evitar?, ¿me identifico con alguna actitud que aquí se menciona?, etc. Tal vez puedes convertir ese pasaje en una oración, por ejemplo el Salmo 1 podría ser así: “Señor, te ruego que apartes mi oído de consejos de malos y guárdame para que no ande en camino de pecadores. No permitas que me siente con los escarnecedores, sino que tenga hambre y sed de tu Palabra, que esta sea mi delicia.
  4. 4 Escríbelo en papel. Ahora, vas a tomar esa porción y con ella vas a llenar la hoja que tienes para anotar. Por ejemplo, si tomas desde el v. 16, tu hoja estará basada en 2 Timoteo 3:16-17 que dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
    • Lo que 2 Tim 3:16-17 dice es que cualquier porción de la Biblia (“Toda la escritura”) contiene el aliento de Dios (es “inspirada”. En el idioma original, esta palabra no tiene la connotación que hoy entendemos cuando decimos que tal o cual cosa nos ha “inspirado”, sino que hace referencia a que viene de la respiración o el aliento) y que además tiene aplicaciones prácticas y no solo “intelectuales” (es “útil”) para cuatro cosas: Enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia.
      • Quiero ser como un árbol que está firme porque… etc;
      • ” Toma tu tiempo, no trates de acelerar las cosas y llena este tiempo de meditación y oración, recuerda Dios quiere hablarte;
      • Este pasaje es perfecto para poner en claro algunos puntos importantes;

      Profundiza en estas cuatro cosas y para aplicarlas en tu devocional.

      • Enseñar. La Palabra de Dios te puede enseñar, o sea, marcar un camino por el cual tú puedes caminar con la confianza de que no tendrás problemas. Si comparas esto con una carretera dirías que la Palabra de Dios puede mostrarte (“enseñarte”) los carriles y si tú sigues en el carril que te muestra, sabrás que no tendrás inconvenientes y llegarás a destino sin accidentes.
      • Redarguye. Redargüir es “utilizar un argumento en contra”, sinónimo de “rebatir”, pero en el lenguaje original esta palabra también quería decir algo así como “reprochar”. Básicamente lo que Pablo quería decir cuando le escribió esto a Timoteo es que La Palabra de Dios es útil no solo para enseñarte, sino también para decirte en qué estás fallando o qué estás haciendo mal.

        En tu devocional, en esta sección anotarás los principios que la Palabra de Dios te está marcando, aquellas cosas que Dios espera de un verdadero creyente, los mandatos que encuentras en tu lectura, etc.

        La Biblia no solo te muestra cómo debes caminar, sino que también claramente te expone cuando tu camino no es el correcto. Si regresas al ejemplo de la carretera, es como un oficial de tránsito que te dice “estás invadiendo un carril que no te corresponde, eso está mal, si sigues así tendrás un accidente”.

      • Corregir. Esta palabra quiere decir “restaurar a un estado recto o correcto” (diccionario VINE). La Palabra de Dios no solo te indica si te has desviado, además te ayuda a retomar el camino correcto nuevamente. En el ejemplo de la carretera, te muestra dónde están las líneas pintadas y te ayuda a regresar al carril y continuar el camino.

        En tu devocional, en esta sección anotarás claramente de qué manera estás fallando en vivir de acuerdo a lo que acabas de aprender, (lo que te “enseñó” en el punto uno de esta sección), o sea, aquí pondrás cómo y cuánto me has salido del carril que Dios trazó para tu seguridad.

        En tu devocional, en esta sección anotarás qué necesitas hacer para poner en práctica la voluntad de Dios, para aplicar lo que te enseñó en esta sección.

      • Instruir en Justicia. La Palabra de Dios no solo te enseña cómo quiere Dios que tú camines. No solo te dice si te estás desviando de Su Camino y no solo te dice qué debes hacer para restaurar tu caminar, además de todo eso, te da instrucciones claras y precisas para poder mantenerte en justicia, o sea, en el camino de Dios.

        Volviendo al ejemplo de la carretera, te da instrucciones paso a paso para no desviarte del camino: enciende los faros, no vayas tan deprisa, no mires el paisaje sino la carretera, ponte lentes oscuros para evitar la resolana, etc.

        En tu devocional, en esta sección anotarás pasos concretos que debes seguir para poder cumplir lo que aprendiste, lo que no estabas haciendo y cuál es tu meta. Deben ser pasos claros, prácticos y verificables. Evita poner pasos medio etéreos o muy “espirituales” como “tengo que amar más”, “necesito madrugar”, “tengo que perdonar”, “necesito orar”, “voy a leer la Biblia más seguido”, etc.

        1. En vez de eso necesitas escribir una estrategia que puedas evaluar claramente, cosas como: “voy a levantarme a las 6:00 am”, “Todos los días de 14:00-14:30 voy a orar por mi esposa”, “este domingo voy a dar una ofrenda de tanto a tal familia porque sé que lo necesita”, etc;

        De esa manera vas a poder evaluar si es que estás cumpliendo o no.

  5. 5 Termina con oración. Termina tu tiempo devocional con una oración, pero ten en cuenta lo que Dios te acaba de decir. Es decir, ¿alguna vez has estado contándole a alguien algún asunto importante y cuando terminas de hablar la otra persona simplemente te cambia de tema o te interrumpe para preguntarte algo que no tiene nada que ver con lo que platicas?, es que, en realidad, esa persona no estuvo escuchando lo que tú le decías, sino que se quedó enganchada en algún pensamiento suyo.
    • A veces, sucede lo mismo con Dios;
    • Él te habla en tu devocional sobre obediencia (por poner un ejemplo) y en tu oración final le pides que me dé un aumento de sueldo… o sea no escuchaste realmente lo que Él te estaba diciendo porque tu oración final no tiene nada que ver con lo que Él te ha estado hablando unos minutos antes;

    Asegúrate de orar lo que Dios te acaba de decir en Su Palabra y entonces sabrás que tu oración será contestada (Juan 15:7).

  6. 6 Memoriza. Algunas veces, en tu tiempo devocional encontrarás algún versículo que vas a querer memorizar, si ese es el caso, escríbelo en un pedazo de papel aparte y llévalo contigo todo el día por donde vayas. Seguramente tendrás algún momento en especial en que necesites leer y reconfortarte con ese versículo. Anuncio

¿Qué métodos son aconsejables para leer la Biblia con más provecho?

Medita en versículos individuales o pequeños pasajes – Esto se refiere a las formas de leer el texto en sí. Cada forma tiene beneficios y se adaptará a algunas personas más que a otras. Una forma de leer la Biblia, de manera efectiva, es enfocarse en versículos individuales o pequeños pasajes por vez.

Esta práctica se conoce como Lectio Divina y ha sido practicada por los creyentes durante siglos. Al enfocarnos en pequeños pasajes y dejar un espacio para asimilar lo que la Biblia dice, permitimos que el Espíritu Santo nos hable a través de las Escrituras y descubrimos cosas que no habíamos visto antes.

¿Qué pasa si no estás seguro de qué versículos elegir? Las aplicaciones de la Biblia son excelentes para esto, ya que a menudo nos sugieren un versículo cada día. Te contamos más de esto a continuación.

¿Cuál es el mejor libro para empezar a leer?

¿Qué características debe tener una buena lectura de la Biblia?

Es necesario que sea abierta, leída, escuchada y relacionada con la vida. La Biblia es la Palabra de Dios dirigida a todos los hombres. Porque la Biblia es la Palabra de Dios dirigida a nosotros, debe ser leída y escuchada de forma que podamos responderle adecuadamente a Dios.