Cuando Dios Dice No?

Cuando Dios Dice No
Ir al contenido ¡No hay tal cosa como una oración sin respuesta! Hay una gran cantidad de promesas Bíblicas que indican que Dios contesta las oraciones. En Juan 14:14 dice “Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”. Además, en Mateo 21:22 dice “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. “Y les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió” Hechos 16:6-7 Dios contesta cada oración con un “sí”, “todavía no”, “espera” y a veces “no”.

  1. Esta última respuesta es siempre la más difícil de recibir y puede ser devastadora;
  2. ¿Por qué entonces a veces Dios contesta con un “NO”? Dios dice “NO” cuando tenemos pecado no confesado : La Biblia deja en claro que el pecado rompe nuestra comunión con Dios;

En 1 Juan 1:7 dice “si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión”. Antes de conceder un “SI”, Dios quiere que lidiemos con el pecado que rompe nuestra comunión con Él. Dios dice “NO” cuando pedimos egoístamente : En Santiago 4. 3 dice: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.

  • En consecuencia, otra razón por la que Dios dice “NO” es porque nuestra solicitud se centra en nosotros mismos en lugar de centrarse en Dios;
  • Dios se deleita en decir “SI” cuando esto avanza Su agenda;
  • Dios dice “NO” cuando nuestra solicitud no es buena para nosotros : Padres dicen “NO” a sus hijos por muchas buenas razones;

¡Igualmente Dios! Aunque no entendamos el por qué inmediatamente. Dios dice “NO” cuando tiene un propósito mayor : Pablo quería ir a Asia porque sintió un fuerte llamado hacia allá. Sin embargo, Dios dijo “NO” porque Él tenía un mejor plan. Esa misma noche Pablo recibió la visión de ir a Macedonia porque Dios ya estaba obrando allá.

  • Dios dice en Isaias 55;
  • 9: “mis caminos son más altos que vuestros caminos”;
  • Si Dios te dijo “NO”, permite que Él te muestre Su propósito a través de un mejor plan;
  • CONCEPTO IMPORTANTE Dios siempre contesta todas las oraciones porque es una promesa que tenemos en Jeremías 33;

3 “Clama a mí y yo te responderé”. Sin embargo, la respuesta no siempre tiene garantizado un “SI” porque Dios tiene una agenda maestra. Su tiempo es perfecto y no siempre coincide con el nuestro. Dios también a veces dice que “NO”. Cuando Dios dice “NO” es inútil seguir insistiendo por un “SI”, porque Él sabe lo que esta haciendo.

El propósito de mi oración no es conformar la voluntad de Dios a la mía sino ajustarme a Su voluntad. Debo de consultar con Dios el propósito de Su respuesta negativa. El Salmos 18. 30 dice “El camino de Dios es perfecto”.

No tengo que entenderlo todo, sino que solo confiar en Su promesa. ¡Pídele a Dios de Su gracia para entender Su respuesta! MOTIVO DE ORACION Señor Jesus vengo delante de ti en este día para pedirte limpieza de todo pecado en mi vida, que nada pueda estorbar mi comunión contigo.

¿Cuando Dios te muestra algo?

La revelación es la comunicación de Dios con Sus hijos. Esta guía llega a través de varios medios según las necesidades y circunstancias de las personas, de las familias y de la Iglesia en general. Cuando el Señor revela Su voluntad a la Iglesia, Él habla por intermedio de Su profeta.

¿Qué significa cuando Dios dice espera?

A Jesús le encantaba enseñar acerca de la oración. Esto nos revela cuán importante es para Dios que su pueblo aprenda a orar correctamente. En Lucas capítulo 18, tenemos, por ejemplo, la parábola de la viuda y el juez injusto, a través de la cual Jesús nos enseña la importancia de la perseverancia en la oración.

  • «Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse» ( 18:1, NVI );
  • Quizá una de las principales razones por la cual Dios nos llama a perseverar en la oración sea que a menudo su respuesta no es un «sí» o un «no», sino un «¡espera!»;

Tal vez te has preguntado porqué un Dios que tiene todo el poder para responder de inmediato nos lleve a sus hijos por un tiempo de esperar en él. El salmista lo expresa de la siguiente manera: «¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío» ( Salmos 42:5, RVR1960 ). ¡Grandes cosas suceden cuando esperamos en Dios! ¿Por qué nos diría que esperemos? A continuación, algunas razones:

  1. Nos lleva a depender totalmente de él

Imagina que lo único que debes hacer es pedir solamente una vez, te cruzas de brazos y listo. ¿A dónde te llevaría tu naturaleza caída? Sí, esa naturaleza propensa al orgullo y a la independencia. ¡Ten por seguro que te llevará a la dirección de la autosuficiencia! En los tiempos de espera, cuando se agotan todas nuestras alternativas, es cuando Dios arranca la raíz de la jactancia y nos hace entender que él es suficiente para nosotros.

  1. Nos prepara para recibir

Dios muchas veces nos llama al tiempo de espera para trabajar en nuestro corazón. Él puede estar dispuesto a darnos, pero nosotros podemos no estar listos para recibir. Como bien dijo el Dr. Samuel Storms: «A través de la oración persistente él trabaja en nosotros, trabaja en nuestra actitud, nuestro carácter. Nos lleva al espíritu correcto».

  1. Filtra nuestras oraciones

La oración persistente también nos da la oportunidad de pensar y repensar nuestras peticiones. Mientras lo hacemos, podremos darnos cuenta de aquellas que son poco edificantes, egoístas o incorrectas y así poder mantener aquellas que provienen de motivos puros y sinceros. ¡El «para qué» es muy importante! Santiago, en su epístola, precisamente nos enseña esto: «cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones» ( Santiago 4:3, NVI ).

You might be interested:  Que Son Los Proverbios En La Biblia?

Dios todo lo hace perfecto y siempre toma las mejores decisiones. Como alguien dijo alguna vez: «No es hasta que Jesús es todo lo que tienes que entiendes que él es todo lo que necesitas». Finalmente, podríamos decir que Dios nos lleva por un tiempo de espera, porque él es completamente sabio y sabe lo que es mejor para nosotros.

Si te encuentras en un tiempo de espera, ¡no desmayes! Dios quiere llevarte a depender solamente de él, está trabajando en ti y está alineando tu corazón al suyo..

¿Cómo aprender a orar a Dios con fe?

Los momentos usuales para orar son por la mañana, al comenzar el día, por la tarde, antes de cada alimento y por la noche, antes de irse a dormir. Sin embargo, no hay una hora incorrecta para orar. Dios siempre está escuchando, así que podemos ‘ orar sin cesar’ (1 Tesalonicenses 5:17).

¿Qué significa cuando dice la palabra de Dios?

Solamente los libros de la Biblia se dice que son ‘ Palabra de Dios ‘, porque son ‘inspirados’ por Dios, porque Dios es su autor. No se puede demostrar la existencia de la inspiración, porque esa ‘inspiración’ de Dios es un hecho que escapa a toda experiencia humana directa.

¿Cómo saber si Dios me manda una señal?

Las señales son acontecimientos o experiencias que demuestran el poder de Dios. Muchas veces son milagrosas. Indican y anuncian acontecimientos grandes, tales como el nacimiento, la muerte y la segunda venida del Salvador. Les recuerda a los hijos de Dios de los convenios que el Señor ha hecho con ellos.

¿Cómo saber si es el Espíritu Santo que me habla?

Es probable que hayas escuchado a la gente decir: “En este momento siento el Espíritu muy fuerte”. Quizás tú también sientas algo en ese momento, pero ¿tienes algún problema si tú no lo sientes? Respuesta corta: en absoluto, porque las personas experimentan la influencia del Espíritu Santo de manera diferente.

Eso es lo milagroso de los mensajes del Espíritu Santo: van dirigidos solo para ti. Para algunas personas, el Espíritu Santo puede hacer que se sientan impresionadas por la emoción y conmovidas hasta las lágrimas; para otras, las lágrimas rara vez o nunca llegan, lo cual está bien.

Profeta Ronny Oliveira | Cuando Dios dice No

Para ellas, el Espíritu Santo puede producir un sutil sentimiento de gratitud, paz, reverencia o amor (véase Gálatas 5:22–23 ). En las Escrituras también se describe al Espíritu Santo como un “ardor” en el pecho (véase Doctrina y Convenios 9:8–9 ). Pero la intensidad o el grado de ese “ardor” puede ser diferente para todos.

  1. A veces es como una pequeña brasa resplandeciente en lugar de un fuego arrasador;
  2. O tal vez hayas oído la descripción del Espíritu Santo como una “voz suave y apacible” (véase Doctrina y Convenios 85:6 );

Y de inmediato pensaste: “Pero no he OÍDO una voz. ¿Me pasa algo?”. Y repetimos, no en absoluto. Esa descripción de las Escrituras no significa necesariamente que todos oímos una voz literal. El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles, enseñó: “El espíritu habla con palabras que sentimos.

  1. Tales sentimientos son delicados, un suave impulso a actuar, a hacer algo, a decir algo, a reaccionar de cierta manera”1;
  2. El punto es: cada uno de nosotros experimentará el Espíritu Santo de forma diferente y en diferentes grados;

Lo importante es que vivamos dignos de recibirlo y que lo reconozcamos cuando venga. Al hacerlo, empezaremos a notar que Su influencia está presente en nuestra vida mucho más de lo que esperábamos..

¿Que hacer mientras se espera una respuesta de Dios?

¿Cómo podemos esperar en Dios?

Esperar en Dios no significa tener una actitud pasiva o conformista sino todo lo contrario, esta espera debe estar siempre llena de fe, de esperanza y acción – “Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digo: «El Señor es todo lo que tengo.

  • ¡En él esperaré!»” Lamentaciones 3:23-24 NVI Esperar en Dios no solo es difícil, sino a veces parece imposible;
  • Pero, ¿por qué es difícil? Porque la mayoría de las veces queremos que las cosas sucedan rápido, casi al instante y de acuerdo a nuestros planes y no en el tiempo de Dios, ¿O no es así? Nunca dudes que Dios tiene la respuesta adecuada en el tiempo perfecto para tu necesidad;

Puede ser que en estos momentos la preocupación, el temor y la ansiedad estén ocupando toda tu atención y tus fuerzas, y a estas alturas estás totalmente agotado sin ánimo para dar el siguiente paso. Seguro que has clamado a Dios por ayuda y has esperado una respuesta inmediata y ésta “TODAVÍA” no ha llegado.

Pon atención porque dije: que “TODAVÍA no ha llegado”, esto quiere decir entonces que llegará, decir “todavía” es igual a decir que está en camino. Para muchas personas el “Todavía” es igual a NUNCA y ahí está su límite.

Es durante este tiempo de espera que nuestro carácter va siendo transformado, nuestra voluntad fortalecida y nuestro amor incrementado. Esperar en Dios no significa tener una actitud pasiva o conformista sino todo lo contrario. Esta espera debe estar siempre llena de fe, de esperanza y sobre todo creyendo en su Palabra. Cuando Dios Dice No Con aprecio y amor. Hernando y Mary Aparicio.

¿Qué se debe rezar antes de dormir?

Oración nocturna por descanso – Padre celestial, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo, calma la inquietud de mi mente y aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a reposar mi ser y todos mis problemas en tus fuertes y amorosos brazos.

Permite que tu Espíritu Santo ministre mi mente y mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, sienta que he recibido luz para mi camino, fuerza para mis tareas, paz para mis preocupaciones y perdón de mis pecados.

Concédeme esta noche el sueño y mañana la fuerza para vivir. En el nombre de Jesús. Amén.

¿Cómo pedirle a Dios que me dé una señal?

User Admin Abril 05, 2015 – 12:00 a. 2015-04-05 Por: Lina Álvarez, especial para El País. La autora del libro ‘Por qué pido y no recibo’, Ana Mercedes Rueda, explica que los buenos deseos son puestos por Dios en el corazón del hombre. Pida con ardor y espere con fe.

Cuando Ana Mercedes era niña, solía escribir en un cuaderno mensajes cifrados. Su madre no lo entendía, tan solo tenía cinco años. Entre sus letras y garabatos, se alcanzaba a leer claramente la palabra ‘Dios’.

El tiempo pasó y Ana comprendió que tenía un don. Aquella voz que le hablaba al oído y le entregaba mensajes de amor y paz, era su ángel. Aquél guía que le pediría, 25 años después, escribir un libro para brindar luz y mostrar el camino a aquellos que aunque buscan y rebuscan, no encuentran.

¿Qué la motivó a escribir este libro? Este libro surgió porque empecé a escuchar que las personas dicen que le  piden a Dios y no los escucha. No son capaces de comunicarse con sus ángeles y la respuesta siempre es un silencio prolongado que les genera mucha frustración.

You might be interested:  A Donde Huire De Tu Presencia Biblia?

Cuando empecé a percibir ese vacío en la gente, pensé que las palabras eran la manera indicada de orientarlos y explicarles el hecho de que no es que Dios no nos escuche a veces, sino que no le damos un mensaje claro. No es que no conteste, sino que él nos contesta de ciertas maneras que son especiales e interesantes.

Yo siempre le pido a Dios que me vaya guiando y mostrando cuál es el camino por el cual debo ir y de esa manera este libro surgió. ¿De qué maneras particulares se comunica Dios con nosotros? Él se comunica de muchas formas, siempre se las ingenia para hacernos llegar el mensaje.

Ya todo depende de que alguien esté dispuesto o no a escuchar. Nos puede hablar a través de un sueño, de la lectura de un libro, de un amigo que nos da un consejo o a través de una canción. Hay que  estar con los ojos abiertos y los oídos despiertos para entender las señales que él nos pasa por enfrente.

Hay una herramienta que Dios utiliza muchísimo para comunicarse con nosotros y es ese “algo que te habla”. Es cuestión de que  te sintonices, a veces la voz de la intuición, es Dios que está tratando de darnos un mensaje.

“Orar es, como dicen los adolescentes,  ‘cool’ y hasta divertido. Si fortaleces tu comunicación con Dios y tus ángeles, nunca más te volverás a sentir solo”. Ana Mercedes rueda, angeóloga Utilice un método: Encuentre un lugar tranquilo en donde sienta que se puede concentrar sin tener interrupciones.

Ponga música suave o encienda una vela que ayude a la relajación. Tenga al lado lápiz y papel. Mantenga  la actitud de concentración y pregunte a Dios qué es lo que realmente quiere y desea ver manifestado en su vida.

No se presione, sea sincero consigo mismo. Escríbalo  y reflexione acerca de lo que pide y las implicaciones que esto tiene. No piense tanto al hacerlo, dé rienda suelta a sus deseos de corazón. Pregunte a Dios qué método de oración utilizar: el de la afirmación o el de la fe.

Afirmar lo que se quiere es repetirlo constantemente, y tener fe, es dejar en sus manos determinada  situación. Comprenda el aprendizaje que le deja aquello que está viviendo. Es el punto clave del proceso.

A veces las cosas no suceden porque aún no hemos aprendido la lección. Evalúe los aspectos que debe cambiar, en ocasiones, la mente pone muchas barreras para evitar la evolución. Trabaje en sí mismo, elimine las cosas negativas y tome una mejor actitud. Tome la decisión.

  • Inicie  un programa personal intensivo;
  • Busque su equilibrio y tenga paciencia, los resultados no son inmediatos;
  • Sea disciplinado, acérquese a Dios y asuma una rutina diaria de oración;
  • ¿Qué hacer en la sala de espera? El que espera, desespera;

Tome nota y tenga paciencia mientras Dios le contesta. Cuando se está en espera de la respuesta es cuando realmente estamos probando nuestra fe. Aunque parezca que nada está sucediendo, en esos momentos es cuando Dios está actuando tras bambalinas para ordenar todo de manera perfecta y entregarle la respuesta a sus oraciones.

¡Déjese sorprender! Dios sabe el momento y la manera perfecta para responder a cada una de sus peticiones, solo confíe. Todo llega en su debido momento. Sea proactivo durante el tiempo de espera: medite, ore con agradecimiento por lo que ya tiene y haga ejercicio.

Cree una afirmación positiva que resuma lo que está pidiendo y repítala diariamente cuantas veces desee. .

¿Cuál es la diferencia entre rezar y orar?

Diferencias entre orar y rezar –

  • Orar es la comunicación natural para comunicarse con Dios y rezar es la comunicación con Dios por medio de la repetición de frases.
  • Orar es la expresión de sentimientos y pensamientos hacia Dios y rezar es manifestar agradecimiento o peticiones a Dios mediante oraciones escritas por otras personas.

¿Cómo se rompe la relación entre Dios y el hombre?

EL PECADO DE ADÁN Y EVA El pecado original es considerado como el acto por el cual el hombre se opone consciente y deliberadamente a Dios violando el más importante de sus preceptos, su amor (Gn 3. 3), más allá del simple acto de la rebeldía. Hay un hecho en la Biblia que así lo demuestra.

¿Qué debo hacer para alcanzar la salvación?

2 Nefi 2:6–9 ; 25:23 ; Mosíah 4:6–8 – La salvación es posible gracias a Jesucristo Muestre y lea la siguiente declaración del élder L. Tom Perry (1922–2015), del Cuórum de los Doce Apóstoles: Imagen Perry, L. Tom “Mucha gente se pregunta: ‘¿De dónde venimos? ¿Por qué estamos aquí? ¿A dónde vamos?’. Nuestro Padre Eterno no nos envió a la tierra en un viaje sin propósito y carente de significado. Él nos proporcionó un plan para seguirlo. Él es el autor de ese plan que se diseñó para el progreso del hombre y por último para su salvación y exaltación” ( “El plan de salvación” , Liahona , noviembre de 2006, pág.

  • Cuando las personas descubren que Dios no las abandonó para que deambularan solas por la vida terrenal, sino que ha preparado un plan para su salvación, ¿qué creen que pueden llegar a sentir?

Invite a los alumnos a leer 2 Nefi 2:6–9 y determinar lo que dijo el profeta Lehi que hace que la salvación sea posible.

  • Según Lehi, ¿qué hace que la salvación sea posible en el plan de Dios? (Los alumnos deben reconocer lo siguiente: Podemos ser salvos únicamente mediante los méritos, la misericordia y la gracia de Jesucristo. Tal vez desee compartir la siguiente definición de lo que significa ser salvo o recibir la salvación: “En su significado total y verdadero, salvación es sinónimo de exaltación o vida eterna , y consiste en obtener una herencia en el más alto de los tres cielos dentro del reino celestial.
  • ¿Qué significa los méritos, la misericordia y la gracia de Jesucristo? (Los méritos de Jesucristo son Sus hechos justos, en particular Su expiación. La misericordia se refiere a la compasión y la paciencia que Él nos brinda a pesar de nuestros pecados. La gracia se refiere a la ayuda que Él nos brinda en forma de misericordia, amor, bondad y el poder habilitador que nos permite recibir la vida eterna y la exaltación después de que hayamos realizado nuestro máximo esfuerzo.

Para aumentar el conocimiento de los alumnos sobre esta doctrina, muestre la siguiente declaración del presidente Dieter F. Uchtdorf y pida a un alumno que la lea en voz alta: Imagen Uchtdorf, Dieter F. “… No podemos ganarnos el cielo por nosotros mismos; las exigencias de la justicia se interponen como una barrera que nos es imposible superar. “Pero no todo está perdido. “La gracia de Dios es nuestra gran y sempiterna esperanza. “Mediante el sacrificio de Jesucristo, el plan de misericordia apacigua las exigencias de la justicia [véase Alma 42:15 ]” (véase “El don de la gracia” , Liahona , mayo de 2015, pág.

  • 69);
  • Con pocas excepciones, esta es la salvación de la que hablan las Escrituras” [Bruce R;
  • McConkie, Mormon Doctrine , segunda edición, 1966, pág;
  • 670]);
  • Véase también la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Gracia” );
You might be interested:  Que Dice La Biblia Del Divorcio Por Maltrato?

108).

  • ¿Por qué la rectitud de una persona no es suficiente para satisfacer “las demandas de la justicia” y obtener la vida eterna? (Aunque con el tiempo aprendiéramos a guardar los mandamientos perfectamente, nadie excepto el Salvador ha tenido una vida perfecta [véase Romanos 3:23 ]. Aunque dejáramos de pecar, no podemos borrar el daño o la culpa de nuestras acciones pasadas. Por esa razón, la Expiación y la gracia son necesarias).

Recuerde a los alumnos que aunque somos salvos únicamente mediante los méritos, la misericordia y la gracia de Jesucristo, los profetas del Libro de Mormón enseñaron qué debemos hacer para acceder al poder redentor del Salvador. Invite a un alumno a leer Mosíah 4:6–8 en voz alta y pida a la clase que preste atención a fin de determinar lo que enseñó el rey Benjamín que debemos hacer para recibir la salvación mediante la expiación de Jesucristo.

  • Según el rey Benjamín, ¿qué debemos hacer para recibir la salvación mediante la Expiación? (Llegar al conocimiento de Dios y de la Expiación, poner nuestra confianza en Dios, guardar diligentemente los mandamientos y perseverar fielmente hasta el fin de nuestra vida).

Pida a los alumnos que lean 2 Nefi 25:23.

  • ¿Qué doctrina enseñó Nefi con respecto a nuestra salvación? (Los alumnos deben reconocer la siguiente doctrina: Gracias a la expiación de Jesucristo, podemos salvarnos por la gracia después de hacer cuanto podamos. Ayude a los alumnos a entender que únicamente mediante Jesucristo podemos llegar a ser santos y semejantes a nuestro Padre Celestial.

Para ayudarlos a comprender mejor esa doctrina, invite a uno de ellos a leer en voz alta las siguientes palabras del presidente Ezra Taft Benson (1899–1994): Imagen Benson, Ezra Taft “‘Después de hacer cuanto podamos’ significa hacer nuestro máximo esfuerzo, e incluye vivir de acuerdo con los mandamientos. “‘Después de hacer cuanto podamos’ incluye amar a nuestros semejantes y orar por quienes nos consideran sus enemigos; significa vestir al desnudo, dar de comer al hambriento, visitar al enfermo y socorrer ‘a los que necesiten [nuestro] socorro’ ( Mosíah 4:16 ), teniendo presente que lo que hagamos al más pequeño de los hijos de Dios, se lo haremos a Él mismo.

  1. “‘Después de hacer cuanto podamos’ significa llevar una vida casta, limpia y pura, ser escrupulosamente honrados en todos nuestros asuntos y tratar a los demás de la manera en que nos gustaría que nos trataran a nosotros” (véase “Después de hacer cuanto podamos” , Liahona , diciembre de 1988, págs;

5–6).

  • ¿En qué ocasión han sentido que la gracia del Salvador los ha ayudado más allá de las habilidades que ustedes poseen cuando han realizado su máximo esfuerzo por venir a Él?

A fin de ayudar a los alumnos a meditar esa pregunta antes de que respondan, utilice la siguiente declaración, también del presidente Ezra Taft Benson: Imagen Benson, Ezra Taft “Como Iglesia, estamos de acuerdo con lo que dijo Nefi: ‘… pues sabemos que es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos’ ( 2 Nefi 25:23 ) … “Por gracia, el Salvador llevó a cabo Su sacrificio expiatorio para que todos los seres humanos logren la inmortalidad. “Por Su gracia, y por nuestra fe en Su expiación y por el arrepentimiento de nuestros pecados, recibimos fortaleza para llevar a cabo las obras necesarias que, de otra manera, no podríamos realizar por nosotros mismos. “Por Su gracia se nos colma de bendiciones y de fortaleza espiritual mediante las cuales, si perseveramos hasta el fin, podremos alcanzar la vida eterna.

  • ¿Qué piensan que podemos hacer para demostrar nuestra gratitud por lo que Jesucristo hace posible?

Testifique que solo mediante la gracia que la expiación de Jesucristo hace posible podemos superar los efectos de la caída de Adán y Eva, obtener la remisión de pecados, superar imperfecciones y progresar hacia la perfección. Inste a los alumnos a meditar si están haciendo todo lo que está a su alcance para recibir las bendiciones de la gracia del Señor.

¿Qué es el rema de Dios?

Esta palabra no está aceptada por el DRAE, pero se usa en teología cristiana para referirse a la Palabra de Dios dirigida a los creyentes por medio del Espíritu Santo.

¿Cuando Dios te llama el te respalda?

SI DIOS TE LLAMÓ TAMBIÉN TE RESPALDARÁ. No te menosprecies. Tus ojos verán el respaldo de Dios. Él te da autoridad.

¿Cuál es el primer llamado de Dios?

El Papa Francisco presidió este domingo 17 de enero el rezo del Ángelus dominical y explicó cuáles son las 3 llamadas que Jesús hace a cada uno a lo largo de la Vida: la llamada a la vida, la llamada a la fe y la llamada a un estado de vida particular.

Desde el Palacio Apostólico del Vaticano, el Pontífice explicó que cada una de esas llamadas “es una iniciativa de su amor”. La primera llamada de Dios es a la vida. “Con ella nos constituye como personas; es una llamada individual, porque Dios no hace las cosas en serie”.

Después “Dios nos llama a la fe y a formar parte de su familia, como hijos de Dios”. Y, finalmente, “Dios nos llama a un estado de vida particular: a darnos a nosotros mismos en el camino del matrimonio, en el del sacerdocio o en el de la vida consagrada”.

  • El Papa explicó que esas llamadas “son maneras diferentes de realizar el proyecto que Dios tiene para cada uno de nosotros, que es siempre un plan de amor;
  • Y la alegría más grande para cada creyente es responder a esta llamada, a entregarse completamente al servicio de Dios y de sus hermanos”;

“Frente a la llamada del Señor, que puede llegar a nosotros de mil maneras, también a través de personas, de acontecimientos, tanto alegres como tristes, nuestra actitud a veces puede ser de rechazo, porque nos parece que contrasta con nuestras aspiraciones; o de miedo, porque la consideramos demasiado exigente e incómoda.

Pero la llamada de Dios es amor, y a ella se responde solo con amor”. Después de leer el Evangelio según san Juan (1,35-42), ese encuentro con Jesús, explicó el Papa Francisco, es un encuentro “que nos habla del Padre, nos da a conocer su amor.

Y entonces, espontáneamente, brota también en nosotros el deseo de comunicarlo a las personas que amamos: ‘He encontrado el Amor’, ‘he encontrado el sentido de mi vida’. En una palabra: ‘He encontrado a Dios'”.

¿Qué dice Juan 15 16?

16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os a elegí a vosotros, y os he b puesto para que vayáis y llevéis c fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi d nombre, él os lo dé.