Qué Significa El Nombre Jesús?

Qué Significa El Nombre Jesús

Jesús significa ‘Yah es salvación’ ​ Yah es un apócope para Yahveh, nombre propio más frecuente en el Tanaj para Dios en el judaísmo, y por extensión en las religiones judeocristianas.

¿Cuál es el significado del nombre Jesús?

El nombre Jesús es la forma que nos llega a nosotros a través del griego y el latín del hebreo Yehošua, que significaba ‘Yahvé es el salvador’.

¿Qué significa el nombre Jesús en arameo?

Significado del nombre Jesús : – El nombre de niño Jesús viene de arameo yeshosúa que significa: “Yahvé es el salvador”. Un nombre que tiene asimismo distintas variantes: del  griego   Iesoús y  del  latín   Iesus. Y es que, el nombre Jesús que conocemos actualmente  proviene de una traducción griega de la forma corta aramea  (Yeshu’a)  , que era el verdadero nombre de Jesús.

¿Qué quiere decir el nombre?

El nombre es la designación o denominación verbal (las denominaciones no verbales las estudian la iconología y la iconografía) que se le da a una persona, animal, cosa o concepto tangible o intangible, concreto o abstracto, para distinguirlo de otros.

¿Cómo es la personalidad del nombre Jesús?

Personalidad del nombre Jesús – Jesús tiene extraordinarias cualidades. Le caracteriza el tener mucha paz interior y un gran autocontrol. Además, tiene conocimientos en muchas áreas y siempre muestra empatía hacia sus semejantes. En el trabajo, Jesús es un hombre incansable y metódico que no le gusta dejar las tareas a medias.

Una vez que se propone realizar algo, lo culminará por cualquier medio, con la finalidad de entregar un buen trabajo. En la familia es un buen hijo. Siempre refleja gran obediencia y está al pendiente de sus padres.

Como hermano sabe dar un buen consejo, y todos ven en él a una persona que los puede ayudar. En su comunidad Jesús es un líder. Tiene gran facilidad para la oratoria, y sus pensamientos críticos y agudos le hacen ganar notoriedad cuando habla. En el amor, Jesús es comprensivo y sabe escuchar muy bien a su pareja.

¿Quién le puso el nombre de Jesús?

San Pablo escribe en su carta a los Filipenses : “para que, al nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre “. Los cristianos siempre han creído que el nombre de Jesús tiene poder, pero muchos no conocen su significado.

¿Qué significa este nombre? ¿De dónde viene? Ante todo, el nombre “Jesús” le fue dado a María por el mismo Dios a través del mensaje angélico de Gabriel : “Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús” (Lucas 1,31).

De todos los nombres que podría haber elegido, Dios eligió ese nombre por un motivo. Así, el santo nombre de Jesús fue dado por el cielo: por eso tiene poder. Santa Juana de Arco murió en la hoguera repitiendo el nombre de Jesús. El nombre de Jesús representa a la Persona divina del Verbo encarnado. Qué Significa El Nombre Jesús.

¿Cuál es el nombre completo de Jesús?

Lo normal es que fuese conocido como Yeshua bar Yosef ( Jesús, hijo de José) en su forma aramea (bar en lugar del hebreo ben), pues el arameo era la lengua que se hablaba en aquel tiempo, mientras que el hebreo había quedado como lengua litúrgica, de un modo similar al latín en el mundo católico actual.

¿Cuál era el nombre de Dios?

Cuál es el significado del nombre JESUS

¿Yahvé o Jehová? – Yahvé y Jehová son nombres con los cuales es designado Dios en la Biblia. Ambas son derivaciones del Tetragrámaton hebreo YHVH. Debido a que estaba prohibido pronunciar el nombre divino de Dios entre los judíos, la pronunciación real de YHVH, escrita con cuatro consonantes, pero sin vocales, se perdió en el tiempo.

Yahvé es, pues, la pronunciación que, según los eruditos, se considera más próxima a la original. Jehová , por su parte, vendría a ser una combinación entre las vocales de Adonay, denominación antigua que también daban los judíos a Dios, y las consonantes de YHVH.

Además de esto, ambas designaciones para Dios se diferencian en que Yahvé es la denominación empleada en las biblias católicas y Jehová en las evangélicas. Vea también Jehová. Cómo citar: “Yahvé”. En: Significados. com. Disponible en: https://www. significados.

¿Qué nombres están de moda 2022?

Nombres tendencia para niños en 2022 – Según el mismo portal especializado, Adrián, Alejandro, Álvaro, Daniel, Leo, Lucas, Manuel y Pablo serán nombres de niños que estarán de moda este 2022. Para los más clásicos, otros como Hugo, Mateo y Martín continuarán siendo de lo más utilizado.

¿Qué nombre de niño significa regalo de Dios?

19 nombres populares de niño – Qué Significa El Nombre Jesús

  • Mateo : Variante del inglés “Matthew”, del nombre hebreo Mattiyahu, derivado del nombre griego Mathaios y del latín Matthaeus, que significan “regalo de Dios”.
  • Daniel : de origen hebreo danyyel, significa “dios es mi juez”. Es un nombre muy popular en gran parte del mundo.
  • Pablo : de origen latino “Paulus” que significa “El menor”. Hugo: de origen germano cuyo significado es “hombre de gran espíritu” o “Aquel de Inteligencia Clara”.
  • Álvaro : nombre de origen germánico, derivado de “alwar”, que significa “Aquel que es prevenido” o “Aquel que es el defensor de todos”.
  • Adrián : nombre de origen latino “hadrianus” que hace referencia a la familia romana natural de Hadria (cercana al mar adriático). Su significado es “Aquel que viene del mar” o “Aquel que tiene cercano el mar adriático”.
  • David : de origen hebreo que significa “Aquel que es amado”.
  • Diego : de origen latino Didacus, del griego didakh, que significa “profesor”.
  • Javier : proviene de la palabra euskera “etcheberri”. El significado del nombre es “Aquel que vive en casa nueva”.
  • Mario : de origen Hebreo. Variante masculina de María, la elegida, la amada por Dios.
  • Sergio : del latín “Sergius”, “el guardián”
  • Marcos : proviene del latín y significa “Martillo”, relacionado con el dios Marte.
  • Manuel : de origen hebreo “immanuel”, significa “el dios que está con nosotros”.
  • Martín : del latín “Martis”, que significa “Marte”.
  • Nicolás : de origen griego, significa “La victoria del pueblo”.
  • Jorge : de origen español, proviene del nombre griego Georgios, de ge, “tierra” y ergon, “trabajador”.
  • Iván : Variante rusa y eslava del nombre griego “loannes”, originalmente del nombre hebreo “Yochanan”, que significa “Dios es gracioso”.
  • Carlos : de origen germánico “cheorl”, significa “hombre libre”.
  • Miguel : variante española del nombre hebreo “Mika’el”, que significa “¿quién es como Dios?”.
  • Lucas : nombre español proveniente del griego “loukas”, que significa “el que ilumina”.
You might be interested:  Pecados Que Dios No Perdona?

¿Estás esperando un bebé? Soluciona las compras de la llegada de tu bebé creando aquí una Lista de Nacimiento en Amazon.

¿Cómo se le dice a los Jesús?

Lo diré pronto: Chucho en México es la manera afectuosa de llamar a quienes llevan por nombre Jesús. Chucha y Chuchena en el caso de ellas (María de Jesús, por ejemplo o Jesusa, que también hay), Chuchín, Chuy en el caso de ellos.

¿Cuál es el día de Jesús?

Si os gustan los nombres tradicionales para niños, hay uno especialmente significativo. ¿Qué os parece Jesús? Jesús es un nombre de origen arameo que significa ‘el salvador’ y que tiene un peso enorme en la tradición. Los siglos no han deslucido en nada la fuerza de este nombre y no está sujeto a modas, por lo que siempre es un buen momento para poner a vuestro bebé el nombre de Jesús. Qué Significa El Nombre Jesús Las dudas surgen en cuanto a la onomástica de este nombre para niño. Muchas personas lo celebran precisamente el día de su nacimiento, el 25 de diciembre, el día de Navidad. Pero otras muchas lo hacen el 3 de enero, que es el Día del Santísimo Nombre de Jesús. Además, a lo largo del año hay muchas fechas para celebrar el santo de vuestro bebé.

  • Jesús es un nombre muy versátil, tanto que a pesar de ser un nombre para niño, también lo pueden llevar las niñas;
  • ¿A cuántas chicas conoces con el nombre de María Jesús? Las combinaciones que ofrece este nombre son casi infinitas;

Miguel, Andrés, Alejandro, Francisco, Adrián o Manuel son solo algunas de las opciones, pero siempre podéis echar mano de vuestros gustos personales y familiares. Y hablando de Manuel. Parece ser que es el mismo nombre que Jesús o, al menos, se refieren a la misma persona.

  • En las Sagradas Escrituras aparecen ambos nombres por igual con tan solo unas líneas de diferencia, pero el significado cambia;
  • Manuel significa ‘Dios está con nosotros’ y puede ser tanto Manuel como Emmanuel;

¿Cuál os gusta más? Pero sigamos con Jesús, porque estamos ante un nombre tradicional, popular, fuerte y que aporta un extra de personalidad. Desde que se lo pusieran al hijo de Dios, muchas son las personas que han utilizado ese nombre para sus hijos. ¡Más de 2.

000 años en uso y no ha perdido su fuerza! Por algo será. Y seguro que encontráis unos cuantos personajes populares de ayer y hoy, así como personajes históricos que harán que os decantéis por Jesús como el nombre perfecto para vuestro bebé.

¿Y cómo llamarán a vuestro hijo cuando salga al extranjero? Nos gusta especialmente la variante inglesa de Jesse, pero también es muy habitual escuchar el hebreo Josua o Josué. Por su parte, no admite demasiados diminutivos más allá del clásico Chus que coincide con el euskera Txus. Qué Significa El Nombre Jesús Si por algo se caracteriza el nombre de Jesús es por su relación con la Navidad. Es cierto que su carácter religioso se ha reducido con el tiempo y que no todas las familias eligen este nombre para su bebé por ser el mismo que el del hijo de Dios. Pero en ningún momento se puede desligar de la fecha de nacimiento del Jesús más importante de la historia.

  • Sin entrar en rigores históricos, hacemos caso a la tradición y marcamos en rojo como el día más especial del año el 25 de diciembre;
  • Nos cuentan que un bebé nació en el portal de Belén en esa fecha, que se llamaba Jesús y que además de ser hijo de la Virgen María, era el hijo de Dios;

La noticia del nacimiento de Jesús se propagó por todo el mundo conocido y desde el lejano oriente llegaron los tres Reyes Magos a ofrecerle sus regalos. Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron unos días más tarde a Belén, que venían de muy lejos montados en sus camellos.

Y fue la noche del 5 de enero cuando se acercaron hasta el establo donde estaba el bebé Jesús. Desde entonces, el mundo entero (o casi) ha sucumbido a la ilusión de la Navidad, de poner el nacimiento o Belén en sus casas, de celebrar la mejor fiesta del año el día 25 y de esperar impacientes la llegada de los Reyes Magos.

¿Y el árbol? El árbol de Navidad es otra historia, pero seguro que al niño Jesús no le importa que añadamos tradiciones para celebrar su nacimiento. Saber cómo será tu hijo de mayor es una de las cosas que más intriga y, por otro lado preocupa, a los padres y a las madres.

Es cierto que la personalidad se va forjando poco a poco y que en ella influyen factores ambientales como el entorno escolar o familiar. Pero aún así, para conocer el carácter de tu pequeño, podemos recurrir a la numerología.

Cada letra es un número J (1), E (5), S (1), U (3) y S (1) y, si sumas todo hasta que solo quede un dígito, tendrás como resultado el 2. ¿Quieres saber qué dice sobre tu pequeño retoño?  Lo bueno El número 2 simboliza el dúo y la pareja y esto quiere decir que las personas que se rigen por este dígito no suelen tener problemas para compartir sus cosas con los amigos.

¡Qué suerte tienes! Son muy generosos y, a veces, esta circunstancia hace que los demás se aprovechen de ellos. Lo malo Son muy familiares, tanto que son muy dependientes de sus padres. Os tocará ‘obligarles’ a ser un poco más despegados con vosotros y a integrarse más con el resto de niños.

De lo contrario, le puede provocar problemas de aislamiento y de baja autoestima. Qué Significa El Nombre Jesús Como te hemos contado arriba, el nombre de Jesús acepta un montón de combinaciones, así que si te gustan los nombres compuestos y uno de tus requisitos es que Jesús sea uno de ellos, ¡toma nota de las mejores opciones para este nombre! 

  • Jesús Adrián Se trata de un nombre para niño de origen latino. Adrianus o Hadrianus serían algunas de las palabras de donde se cree que procede este nombre del que ya encontramos presencia en el Imperio Romano, como el emperador Adriano y, posteriormente, el papa Adriano VI.
  • Jesús Gabriel Gabriel es un nombre para niño de origen hebreo que significa ‘la fuerza de dios’, un nombre de una gran musicalidad que puede resultar perfecto para vuestro hijo. Es un nombre que se mantiene muy vivo gracias a la tradición religiosa, ya que fue un personaje importante en el cristianismo (destaca su papel en la Anunciación) y en la islámica fue quien reveló el Corán a Mahoma.
  • Jesús Alberto ‘El que destaca por su nobleza’ es el significado de este nombre de origen germánico que, en muchas ocasiones, aparece combinado con otros nombres, como es el caso de Jesús, pero también de Jose o Juan.
  • Jesús Miguel Un nombre que va ganando en popularidad con el el paso de los años porque es muy contundente, pero a la vez de una extensión media. Miguel significa ‘nadie como Dios’ y es un nombre de origen hebreo.
  • Jesús Alejandro  Año tras año, Alejandro se sitúa entre los nombres más populares para niños, desbancando a Hugo, Leo o David. Alejandro es un nombre masculino de origen griego y significa ‘aquel que protege o aparta con fuerza al hombre’.
You might be interested:  Que Dios Es Ares?

Puedes leer más artículos similares a Día del Santo Jesús, 25 de diciembre. Nombres para niños , en la categoría de Santos – Bíblicos en Guiainfantil. com..

¿Qué dicen los nombres de las personas?

Desde que el hombre y la mujer existen, existen los nombres. La necesidad, pero también el deseo, de ser y ser designado. “Yo Tarzán, tú Jane”, o el vaquero y el indio que se golpean el pecho mientras repiten “John” o “Toro Sentado” (es un decir), son una muestra de que lo primero que se nos ocurre cuando conocemos a alguien es preguntarle cómo se llama, no importa la raza o la civilización.

Dime tu nombre, dime quién eres. El nombre es nuestra primera seña de identidad , aquello que nos identifica y nos da entidad. El apellido es algo relativamente nuevo, y en algunas culturas no existía casi hasta la contemporaneidad, pero el nombre está ahí desde la prehistoria, aunque poco sepamos de él.

Sólo que es tan diverso que si Wang podría ser el apellido universal, no hay ningún nombre que lo sea, salvo Mohamed en los países musulmanes. Los que son padres pueden contar mucho de sus dudas a la hora de buscar el nombre propio , given name en inglés, prénom en francés o nombre de pila hasta tiempos no muy lejanos, para sus retoños.

Porque el apellido es hereditario y ya se sabe, toca lo que toca, pero el nombre es de libre elección, nuestros vástagos lo llevarán toda la vida y dirá mucho de ellos y de nosotros, tanto, que delatará nuestros gustos culturales y origen social y en algunos países tendrá un papel no desdeñable en sus perspectivas de futuro: para los británicos, los nombres más suertudos son Elizabeth o James, mientras que si te llamas Helen o John se espera que las cosas sólo te vayan relativamente bien (o relativamente mal, según cómo veamos el vaso); más aún, según un estudio publicado por la revista LiveScience y realizado por la Bloomberg University of Pennsylvania, cuando un Benjamin o una Alexandra llegan a la universidad en Estados Unidos tendrán muchas más posibilidades de que los tomen en serio que si se trata de un Justin o una Amber.

La razón esgrimida es que las clases menos formadas culturalmente tienden más a seguir las modas impuestas por la televisión o el mundo del espectáculo, y los más cultos buscan nombres más “literarios” o singulares. ¿Exagerado? Bueno, pues que le pregunten a un ex presidente de la Generalitat por “Jennifer”… Claro que la vida da muchas vueltas, y un nombre como “Jessica”, que en la actualidad comparte con el citado “Jennifer” y con su coetáneo “Yonatan” los peldaños más bajos en cuanto consideración, debe su uso nada menos que a William Shakespeare, ya que según algunos expertos la primera vez que apareció escrito fue en El mercader de Venecia, como hija del mercader Shylock.

Quién lo hubiera dicho. El nombre forma parte de nosotros y de nuestra personalidad, hasta el punto de que hace un par de años un juez australiano rechazó la petición unos padres de cambiar el nombre de su hija recién adoptada en Corea, por considerar que formaba parte inseparable de la pequeña.

Asimismo, la importancia del nombre nos llega desde el Génesis, en el que se afirma que Dios, nada más separar la luz de las tinieblas, a la luz la llamó “día” y a las tinieblas “noche” (Génesis, 1,5). Más tarde, el hombre dio nombre a todos los animales.

Y si somos creacionistas, convendremos en que el primer nombre masculino fue Adán y el femenino Eva , nombres con traducción en todas las lenguas occidentales y también semíticas, porque más allá de disputas familiares , Abraham es Avraham para los judíos e Ibrahim para los musulmanes.

El nombre, además de su valor designativo, tenía otro simbólico, tanto o más importante. Por eso, Isaac viene a significar algo así como “aquel con el que Dios reirá”, lógico si se tiene en cuenta que su madre, Sarah, se partió de risa cuando supo que estaba embarazada a una edad más que avanzada.

El mismo Abraham se llamó antes Abram, y Dios le cambió el nombre por el nuevo, que significa “padre de muchos pueblos” en el momento de establecer su pacto con él (Génesis). Si significado tenía antes el nombre, ahora se ha convertido en significante, en el ámbito del star system mayormente, y da también para partirse de risa cuando los Beckham llaman a sus criaturas Brooklyn, Romeo, Cruz y, la guinda, Harper Seven.

Una actriz que parecía más sensata, Gwyneth Paltrow, eligió para su bebé, de sexo femenino, Apple, que también se las trae. ¿Originalidad? ¿Ganas de llamar la atención? Todo ello, más el deseo de singularidad, tal vez la única posible, en un mundo tan estandarizado, está tras la elección de nombres extravagantes, pero, ¿qué es lo que sucede con los fans de estas estrellas, que copian los nombres para sus hijos? Porque no es lo mismo llamarse Tiffany cuando uno vive en hoteles de cinco estrellas que cuando el piso se debe a las ayudas sociales.

You might be interested:  Que Significa Moises En La Biblia?

Un estudio realizado en Gran Bretaña hace un par de meses señalaba que entre el ocho y el diez por ciento de los padres se arrepentían de los nombres elegidos para sus vástagos, y un buen número de ellos pensaba incluso cambiarlos.

Algo que las leyes permiten en numerosos países, incluido el nuestro. En el registro civil se admiten la imaginación paterna y materna, y Lola, Concha, Pepe o Manolo han dejado de ser diminutivos para ser plenamente aceptados, pero se prohíben aquellos nombres que ya lleve algún hermano, los que puedan causar confusión, como un apellido convertido en un nombre, o los que objetivamente perjudiquen a la persona, “por ello se excluyen los que resulten por si o en combinación con los apellidos, deshonrosos, humillantes, denigrantes”.

La costumbre de dar al niño el nombre del santo del día fue cayendo en desuso, al mismo tiempo que lo hacían los más tradicionales tipo Antonio o Josefa y proliferaban los Kevin o las Vanessas. También ha perdido enteros la tradición de nombrar a los hijos como los padres o los abuelos , salvo que exista una vinculación afectiva muy intensa o se quiera destacar la pertenencia a una saga familiar, algo frecuente en Estados Unidos, donde a muchos gentilicios se les añade el júnior para señalar que estamos hablando del vástago y no del progenitor.

Y algunos nombres quedan marcados por las circunstancias de algunos de sus portadores, como es el caso de Adolf en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. En España, la consecuencia es que ha disminuido la cantidad de Erundinas o Rudesindos que tanto color daban a los padrones patrios.

  1. De hecho, un pueblo de Burgos, Huerta del Rey, optaba hace años al récord de nombres “raros”, que no son tal, o que al menos no lo fueron en su día: hoy simplemente han caído en desuso y algunos de ellos están en riesgo de extinción;

Un patrimonio histórico y cultural que debería ser inventariado antes de su desaparición: en efecto, en la citada localidad se celebró hace tres años un encuentro de nombres raros, con asistentes tal que Burgundónfora, Cancionila, Sindulfo o Onesiforo; pues bien, en la actualidad algunos de estos nombres ya no figuran en las listas del Instituto Nacional de Estadística (INE).

  1. Para los interesados, una obra muy recomendable es el Diccionario de nombres propios de Roberto Faure (Espasa), que contiene más de 13;
  2. 000 nombres de todo el mundo con su consiguiente etimología;
  3. Faure es también autor de un Diccionario de apellidos españoles en la misma editorial, con lo que el placer de lectura o investigación puede ser completo;

Si nuestro interés se decanta por los nombres bíblicos, un buen estudio de consulta es El libro de los nombres hebreos , de san Jerónimo (Obelisco), pero si simplemente no nos decidimos sobre el nombre de nuestro retoño, entonces la obra a consultar es 25.

  • 000 nombres de bebés , de Carla Vazquez de Haro (Robinbook);
  • Por variedad, que no quede;
  • Algo similar ha ocurrido en los países de nuestro entorno cultural;
  • De acuerdo con un estudio de los registros de la Universidad de Oxford de 1560 a 1621, los nombres más comunes eran Juan, Tomás, Guillermo, Ricardo, Roberto, Eduardo, Enrique, Jorge y Francisco;

Asimismo, en Inglaterra y Gales, los nombres más populares en el año 1800 eran Mary (un 24 por ciento de las niñas) y John (un 22 por ciento). Casi dos siglos más tarde, en 1994 habían sido desplazados por Emily (un 3 por ciento) y James (un 4 por ciento).

  • Con todo, los nombres masculinos se habían renovado relativamente poco, mientras que la gama femenina se había incrementado exponencialmente, desde nombres de flores (Rosa, Margarita, Hortensia) a países, meses del año, diosas o incluso estaciones;

Nombres masculinos y femeninos se igualan en la tendencia a seguir modas, algo que se aprecia especialmente revisando las estadísticas y que permite de forma bastante racional deducir en qué década nació una persona: los llamados Nil tienen una media de 7,2 años, un poco menos que las Malenas, con 8,2 años, por ejemplo, mientras que si nos encontramos con un Israel probablemente sea un veinteañero, igual que una Vanessa, pero ante una Lourdes debemos pensar que la portadora ya ha cumplido los cuarenta, Martirio los sesenta, Sandalia, que existe, versión femenina de Sandalio, los setenta, y Canuta, también versión femenina de Canuto, ochenta.

La historia también ha dejado su impronta, y así, durante la II República aparecieron nombres como Pasionaria, Democracia o Liberto. La llegada del franquismo hizo cambiar muchos de esos nombres en el registro, pero todavía queda media docena de Acracias y Fraternidad en nuestras estadísticas.

En una alocución este verano, el papa Benedicto pedía a las familias que se mantuviera la costumbre de imponer nombres cristianos a los bebés a la hora del Bautismo (de ahí la expresión “nombre de pila”), ante la avalancha de Suris o Shilohs. Los primeros cristianos comenzaron a adoptar nombres bíblicos, de ahí que estos sean los más numerosos en los países occidentales, con sus cambios de grafía, como es el caso de Susana, que viene del hebreo Soshanna, o Isabel, derivación de Elisa, que a su vez lo es del hebreo Elisheva.

  1. También se introdujeron nombres de la liturgia o de virtudes;
  2. Una buena lista donde escoger, en contraste con el mundo romano, en el que para distinguir entre tantos Julios o Augustos se utilizan los numerales: Quinto, Sexto, que indicaban  el orden de nacimiento;

A todos ellos se sumaron en nuestras culturas los procedentes de las invasiones germánicas, que glorificaban la guerra o la fortaleza. Estos nombres, por fortuna para sus portadores, también se fueron adaptando a las lenguas latinas o romances, y así, del gótico gails , que significa alegre , surgió Gelovira antes de convertirse en Elvira, o del también gótico frithu , que significa paz o alianza conjuntado con nanth , atrevido, vino Fridendandus, reconvertido en Fernando. .

¿Cómo se le llama a este símbolo?

Los paréntesis (en singular paréntesis) son signos de puntuación.

¿Cuál es el significado del nombre de María?

​ Una antigua etimología, recogida por escritores eclesiásticos, vincula al nombre con los vocablos hebreos mir, «luz», y yam, «mar»; Míriam sería, entonces, «luz sobre el mar», de ahí el apelativo latino —recogido por las letanías— Stella Maris, «Estrella del Mar».

¿Qué nombre se le puede poner a una niña?