Que Es Profecía Según La Biblia?

Que Es Profecía Según La Biblia

Profecía bíblica – Se refiere a la interpretación de algunos precedentes bíblicos a fin de descifrar el pasado, entender el presente y anticipar el futuro. Existen y convergen distintas opiniones sobre cómo se deben interpretar la profecías bíblicas. Algunos no apoyan la interpretación literalmente, es decir, tal como se encuentra escrito.

Por el contrario, hay quienes dan relevancia a la interpretación de los símbolos para hacer una profecía más amplia. Vea también Apocalipsis. Cómo citar: “Profecía”. En: Significados. com. Disponible en: https://www.

significados. com/profecia/ Consultado:.

¿Que se entiende por profecía?

Checking if the site connection is secure – dle. rae. es needs to review the security of your connection before proceeding..

¿Cuál es la función de la profecía?

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Este aviso fue puesto el 19 de septiembre de 2018.

La profecía bíblica consiste en la proyección de precedentes bíblicos , el uso de eventos proféticos y poder interpretar procesos proféticos que además de poder interpretar el pasado, inspiran el presente y permiten entender el futuro. Existen muchas opiniones respecto a cómo interpretar la profecía bíblica; están los que aceptan sin cuestionar todo detalle literal, están los que enfatizan el significado de los símbolos, y muchos teólogos actualmente creen que las profecías fueron redactadas después de los hechos.

Hay dos situaciones que se mencionan: la profecía sobre Tiro y la autoría de Daniel. Este caso nuevamente se cuestiona la validez de la profecía bíblica. La narrativa de Daniel también se menciona como un caso donde la profecía fue redactada después de los hechos.

Se incluye como parte del debate que fue escrito como reacción al reino de Antíoco IV Epífanes , el que profanó el altar en el siglo II a. La definición más usada sobre la profecía enfatiza el predecir el futuro , el milenio y el Apocalipsis. Hay pues una descripción de que es la profecía y los detalles más aparentes de la profecía, mas no se describe un mecanismo que rige el proceso profético.

¿Qué es profetizar para los cristianos?

tr. Anunciar o predecir las cosas distantes o futuras, en virtud del don de profecía.

¿Qué es un profeta y cuál es su función?

Qué es Profeta: – Profeta es una persona que predice o interpreta hechos a través de la inspiración de alguna divinidad. La palabra profeta deriva del griego profetes que significa mensajero o portavoz. Profeta, o profetisa en femenino, se refiere a una persona que logra entender y dar sentido a fenómenos inexplicables para la mayoría o consigue ver el futuro.

En la religión cristiana, se enseña que Juan el Bautista el último profeta antes de la llegada de Jesús de Nazaret que es el mayor profeta, el mesías y el hijo de Dios. Los profetas que indica el cristianismo, incluyendo a Jesús de Nazaret, son todos considerados como tales por el Islam, solo difiere porque esta enseña que el último profeta de Dios es Mahoma o Muhammad y no Jesús.

Los antiguos profetas eran considerados videntes o voceros de los dioses. Las predicciones hechas por los profetas son llamadas profecías. Las profecías más recientes y famosas fueron escritas en 1555 por Michel de Nôtre-Dame (1503-1566), conocido como el profeta Nostradamus, cuyas predicciones son consideradas apocalípticas.

¿Cuáles son las profecias de Jesús?

¿Qué es ser un profeta de Dios?

El profeta bíblico es, como hemos dicho, un hombre inspirado, que recibe una palabra de Dios para transmitirla al pueblo y a sus dirigentes respecto a una cuestión que siempre tiene que ver con la justicia social y la fidelidad a Dios (ambas cosas son inseparables).

¿Qué dice la Biblia sobre el don de profecía?

Resumen – “Origen, significado y función del ‘don de profecía’ en la Biblia” — La declaración: “Si hay profeta en medio de ti, yo mismo, el Señor, me daré a conocer a él en una visión. Hablaré con él en un sueño” (Núm 12:6) indica que el ministerio profético no se limitaría solamente a Moisés, sino que iba a ser seguido por los profetas después de él.

Esto es lo que Moisés hizo muy claro para el pueblo de Israel en su último discurso: “El Señor tu Dios levantará un profeta como yo de entre vosotros, de tus hermanos; escucharéis a él” (Deu 18:15). Aunque esta profecía se cumplió parcialmente con Josué el sucesor de Moisés, y en última instancia con Jesús el Mesías (ver Hechos 3:22; 7:37), se refería claramente a partir de entonces a la sucesión del ministerio profético (cf.

You might be interested:  Que Paso Con Esau En La Biblia?

vv. 16-22). El resto de la Biblia muestra con claridad la veracidad de esto tanto en el resto del Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Pero este útimo establece que el don continuaría vigente en la iglesia del tiempo del fin ya que el Espíritu Santo nunca dejó su ministerio dando a su vez a la iglesia todos los dones que prometió para su edificación. Derechos de autor 2017 Revista Theologika Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObrasDerivadas 4.

¿Cuáles son las características de la profecía?

Qué es Profecía: – Profecía es un don sobrenatural a través del cual una persona puede anunciar un acontecimiento futuro. La palabra profecía deriva del latín tardío prophetīa, y este del griego prophēteía. Una profecía es el vaticinio que es capaz de realizar un individuo por medio de inspiración divina o por estar iluminado por la gracia de Dios.

  • Las profecías pueden estar basadas en una aparición, un sueño o mensaje de Dios que contiene información acerca de lo que ocurrirá en el futuro;
  • Las profecías son una manera de percibir e interpretar el futuro haciendo uso de la inspiración divina, a través de la cual se puede identificar un conjunto de señales y no implica razonamientos lógicos, como se hace en las predicciones;

Por ejemplo: “Hace unos años leí una investigación acerca de unas profecías que hacen mención de posibles guerras”; “En la Biblia están descritas varias profecías”. Por otra parte, en las religiones monoteístas como el judaísmo, el islam o el cristianismo, las profecías son consideradas como los designios de Dios, que han sido interpretados por los profetas, considerados como los mensajeros de Dios en la Tierra.

  • De allí que se encuentren compiladas varias profecías en el Antiguo Testamento de la Biblia , que fueron escritos por importantes profetas como Isaías, Ezequiel o Jeremías;
  • Incluso, cabe mencionar que existen testimonios de que la Virgen María también ha hecho varias profecías dadas a conocer tras diferentes apariciones experimentadas por algunas personas;

No obstante, lo largo de la historia de la humanidad han existido varios profetas que han anunciado diferentes profecías, entre ellos Nostradamus, a quien se le atribuyen importantes profecías cumplidas, como la llegada al poder de Hitter y la explosión de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

Asimismo, hay quienes le atribuyen a Nostradamus la profecía del atentado terrorista de las torres gemelas en Nueva York. Sin embargo, diversos expertos han determinado que eso es falso. Además, también cabe mencionar las profecías hechas por la antigua civilización Maya que fueron talladas en piedra.

Son siete profecías en las cuales se advierten sucesos apocalípticos y cambios espirituales y de los valores que deben hacer los humanos para evitar el caos y la destrucción. Vea también Futuro.

¿Cuáles son los dones de los profetas?

Los profetas son los representantes de Dios en la tierra –

  • ¿Qué poderes y dones posee un profeta?

“Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” ( Amós 3:7 ). Muchas personas viven en la obscuridad, inseguras con respecto a la voluntad de Dios. Creen que los cielos están cerrados y que la gente debe enfrentar sola los peligros del mundo. ¡Cuán afortunados somos los Santos de los Últimos Días! Nosotros sabemos que Dios se comunica con la Iglesia por medio de Su profeta.

  1. Con un corazón agradecido, los Santos cantan por todo el mundo: “Te damos, Señor, nuestras gracias que mandas de nuevo venir profetas con tu Evangelio, guiándonos cómo vivir” ( Himnos , Nº 10);
  2. Un profeta es un hombre llamado por Dios para ser Su representante en la tierra;

Cuando un profeta habla en nombre de Dios, es como si Dios mismo estuviera hablando (véase D. y C. 1:38 ). Un profeta es también un testigo especial de Cristo que testifica de Su divinidad y enseña Su evangelio. Un profeta enseña la verdad e interpreta la palabra de Dios; llama a los que no son justos al arrepentimiento y recibe revelaciones y dirección del Señor para nuestro beneficio.

Él puede ver el futuro y predecir lo que va a acontecer con el fin de poner al mundo sobre aviso. Un profeta puede proceder de varios estilos de vida. Puede ser joven o anciano, con una gran educación académica o no instruido; puede ser granjero, abogado o maestro.

Los profetas de la antigüedad utilizaban túnicas y llevaban un bastón. Los profetas modernos visten traje (terno) y llevan portafolio. ¿Qué es entonces lo que determina que alguien es un verdadero profeta? Un profeta verdadero siempre es elegido por Dios y llamado por medio de la autoridad correspondiente del sacerdocio (véase Artículos de Fe 1:5 ).

¿Cuál es la diferencia entre un profeta y una profetisa?

profeta -tisa. ‘Persona que posee el don de predecir hechos futuros’. El femenino es profetisa : «¿Era una vidente, una profetisa?» (Donoso Elefantes ). No es normal su empleo como común en cuanto al género (→ género 2, 1a y 3b): la profeta.

You might be interested:  Donde Podemos Encontrar El Reino De Dios?

¿Qué es el don de discernimiento de espíritu?

¿Qué es el don de discernimiento? Las Escrituras hablan del “discernimiento de espíritus” como un don del Espíritu ( 1 Corintios 12:10 ; D. y C. 46:23 ). Quiere decir “La facultad de comprender o saber algo por el poder del Espíritu… y comprende la habilidad de percibir el verdadero carácter de las personas y el origen y significado de las manifestaciones espirituales” (Guía para el Estudio de las Escrituras, “Discernimiento, don de”, scriptures.

  • lds;
  • org );
  • El élder David A;
  • Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, ha enseñado que el don de discernimiento puede ayudarnos (1) “a detectar los errores ocultos y el mal que pueda haber en otras personas”, (2) “a detectar los errores ocultos y el mal que pueda haber en nosotros mismos”, (3) “a encontrar y a sacar a la luz lo bueno que pueda estar disimulado en los demás” y (4) “a encontrar y a sacar a la luz lo bueno que pueda estar disimulado en nosotros”;

(“Prestos para observar”, Liahona, diciembre de 2006, pág. 19)..

¿Como Dios le habla a los profetas?

Dios nos habla en forma individual, pero también nos habla de forma colectiva a través de sus profetas. En la actualidad, profetas vivientes nos siguen enseñando sobre Jesucristo. Dios quiere que superemos nuestros desafíos, que nos convirtamos en mejores personas y regresemos a vivir con Él después de esta vida.

Pero no espera que lo hagamos solos. Él nos guía por medio de la oración, las escrituras y los profetas. Un Profeta es alguien que ha sido llamado por Dios para dar guía al mundo entero. Desde Abraham y Moisés hasta los Profetas vivientes en la actualidad, Dios sigue el patrón de guiar a Sus hijos por medio de profetas.

“Porque no hará nada Jehová el Señor sin que revele su secreto a sus siervos los profetas”. —Amos 3:7 Los mandamientos de Dios nunca cambian, pero el mundo en que vivimos siempre está cambiando. Los diferentes períodos de tiempo han traído consigo circunstancias nuevas y desafíos únicos.

  • Los profetas reciben dirección de Dios para ayudar a la gente a enfrentar los desafíos y situaciones actuales;
  • En la Biblia, los profetas exhortaron a la gente a arrepentirse y profetizaron del nacimiento, muerte y resurrección de Jesucristo;

Hoy, los profetas continúan testificando de Jesús. Ellos también advierten y aconsejan a la gente sobre temas importantes. Las enseñanzas proféticas recientes abordan problemas sociales como el matrimonio y las relaciones familiares, asuntos prácticos como la educación y responsabilidad financiera, y temas espirituales que nos ayudan a superar pruebas personales y encontrar más confianza y fe.

La verdadera prueba de las palabras de un profeta es cuando las aplicamos a nuestras vidas personales. Aquellos que escuchan sus mensajes a menudo comentan “Fue como si me estuviera hablando a mí”. Dios conoce nuestras preocupaciones más profundas y nos quiere ayudar.

Una de las maneras que Él ayuda a sus hijos es dando inspiración a los profetas. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es única en el mundo en la actualidad porque profetas vivientes proveen guía regular y divina de Dios. Sus mensajes están disponibles para todas las personas.

El profeta actual, el Presidente Russell M. Nelson, junto con los doce Apóstoles, habla al mundo dos veces al año durante una serie de reuniones llamadas conferencia general. Las palabras del profeta y los apóstoles son transmitidas internacionalmente y se comparten en línea para que todos las disfruten.

El Profeta y los Apóstoles son testigos de que Jesús es el Salvador, y ellos nos ayudan a seguir Su ejemplo. Al aprender más de los profetas, entenderás que Dios aún habla con nosotros hoy en día, y que puedes seguirlo más de cerca y encontrar más felicidad al escuchar el consejo del profeta. Aprende acerca de la Iglesia restaurada de Jesucristo Reúnete con los misioneros.

¿Cuál es el profeta de los cristianos?

¿Has escuchado a un orador que parece que comprende lo que hay en tu corazón y lo que vives; que te corrige y motiva a cambiar tu conducta y actitudes, aunque te duela? ¿Está esa persona cerca de Dios, es totalmente honesta, habla movida por el amor y te da esperanza? Es posible que estés ante un profeta actual.

Los profetas comunican lo que Dios nos quiere decir. En este apartado encontrarás a los profetas de la Biblia, personas únicas y valientes, que transmitieron lo que Dios quería comunicar al antiguo pueblo de Israel, denunciaron los pecados y anunciaron la salvación.

Un profeta es una persona -a veces una comunidad- que habla de parte de Dios. Conforme lees estos libros recuerda que el rol de los profetas sigue vivo y que su mensaje es relevante para nosotros, si sabemos interpretarlo y aplicarlo a nuestra realidad.

  1. La Biblia divide los libros proféticos en mayores y menores, por el tamaño de su obra y no por la importancia de su mensaje;
  2. Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel son los profetas mayores o más largos;
  3. La falta de orden cronolñogico suele causar confusiones de tipo histórico, por lo que al leer cada libro conviene revisar su presentación para situarlo bien en el tiempo;

Los profetas eran personas llamadas por Dios para ser sus portavoces ante el pueblo, sobre todo en tiempo de crisis. Su mensaje se conoce como profecía u oráculo; usan muchos símbolos y metáforas, y escriben en variados géneros literarios entre los que destacan gestas o hazañas, cartas, oraciones o plegarias, lamentaciones, oráculos, relatos de la vida y lenguaje apocalíptico. Los profetas realizaron con valentía su misión y con frecuencia tenían problemas, pues su mensaje era duro, sobre todo para los poderosos y los dirigentes del pueblo:

  • Enfatizan la alianza con Dios , su fidelidad y la necesidad de guiar su conducta de acuerdo con la Ley.
  • Denuncian la infidelidad a Dios , que lo ofende a él, hiere a las personas y destruye al pueblo, advirtiéndoles el castigo si no se convierten.
  • Motivan a la conversión y dan esperanza de una vida nueva , exhortan a acogerse a la misericordia de Dios y  a responder a su amor.
You might be interested:  Que Dice La Biblia De Los Tatuajes?

Dios fortalece a los profetas para transmitir su cercanía y protección al pueblo, al tiempo de lo desafía a vivir según su corazón. Envió profetas que hablaran directamente a los reyes, pues su misión es guiar al pueblo según los ideales de Dios para evitar injusticias, divisiones y depravaciones humanas. Los pecados que denunciaron los profetas con más intensidad pertenecen a los cuatro sistemas de funcionamiento social.

  1. Estos pecados son la idolatría, los falsos profetas y el culto hipócrita vacío de buenas obras (sistema religioso); las injusticias sociales de los gobernantes que oprimen a su pueblo sin compasión, en lugar de cuidar de él según el corazón de Dios (sistema político); la explotación y trampas de los ricos y comerciantes que reducían a la gente sencilla a la pobreza y miseria (sistema económico); las injusticias de jueces y tribunales que se dejaban comprar por los poderosos e imponían castigos desproporcionados a los pobres (sistema judicial);

Los anuncios de esperanza dados por los profetas están íntimamente ligados con la comprensión de Dios, al tiempo que rvelan su amor incondicional; su perdón para quien se arrepiente y enmienda; su promesa de un rey (el Mesías), que gobernaría con sabiduría y crearía paz, justicia y unidad.

  1. También transmiten la revelación paulatina de Dios, quien a través de ellos, comunica que ama a todas las naciones y que la salvación es para todos;
  2. Es importante reconocer que Dios sigue mandando profetas a lo largo de la historia para recordarnos su amor y llamarnos a conversión;

De hecho, todos los cristianos estamos llamados desde nuestro bautismo a ser sacerdotes, profetas y pastores. Cumplimos nuestra misión de profetas cuando anunciamos a Jesús e invitamos a las personas a seguirlo fielmente y responder al amor de Dios. ¡Qué maravilloso y comprometedor es el llamado a ser profetas de esperanza entre los jóvenes de hoy! Tomado de Biblia católica para jóvenes.

¿Cuál es el primer profeta de la Biblia?

Samuel era hijo de Elcana y Ana , pertenecientes a la tribu de Efraín. Ana estaba triste porque no tenía hijos. Pedía con frecuencia a Dios que colmara su deseo de ser madre. Un día visitando el tabernáculo prometió a Dios que sí le concedía un hijo le pondría a su servicio. Dios contestó la oración de Ana y poco tiempo después dio a luz a Samuel.

  1. Cuando el niño era todavía muy pequeño cumplió su promesa y lo llevó al tabernáculo dejándolo al servicio del sumo sacerdote Helí;
  2. Los padres de Samuel le visitaban todos los años y le llevaban un manto que su madre tejía para él;

Los hijos de Helí eran hombres perversos, no se cuidaban del Señor, ni de los deberes de los sacerdotes para con el pueblo. Helí se iba haciendo mayor y Samuel crecía y se hacía grato a Dios y a los hombres. Una noche, cuando estaba dormido en el tabernáculo, oyó una voz que le llamaba: “¡Samuel!”. Contestó: “Aquí estoy”. Se levantó, fue al aposento de Helí y le dijo: “Aquí estoy, me has llamado”. Helí le contestó: “No te he llamado, hijo mío, vuelve y acuéstate”. Oyó de nuevo que le llamaban: “¡Samuel!”. Contestó: “Aquí estoy”. De nuevo se levantó y yendo donde estaba Helí le dijo: “Aquí estoy, me has llamado”.

Helí le contestó: “No te he llamado, hijo mío, vuelve y acuéstate”. Por tercera vez Samuel oyó la voz y fue al aposento de Helí y de nuevo le dijo: “Aquí estoy, me has llamado”. Helí comprendió que era Dios quien le llamaba y le dijo: “Acuéstate y si te llaman otra vez, responde: “Habla Señor, que tu siervo escucha”.

Cuando Samuel oyó de nuevo la voz respondió lo que le había mandado responder Helí. Dios le dijo que iba a castigar a Helí y a sus hijos. Tiempo después los hijos de Helí mueren luchando contra los filisteos. Cuando Helí recibió la noticia se cayó, se rompió el cuello y murió.

Samuel actuó como último juez de Israel durante toda su vida y fue el primer profeta. Se quitaron todos los dioses extranjeros, el pueblo se convirtió y adoraba sólo a Dios. Cuando fue mayor, el pueblo le pidió que nombrara un rey que los gobernara como a las demás naciones y que estuviese al frente de los soldados para luchar contra los enemigos.

Samuel ungió rey a Saúl y más tarde a David.

.

¿Cuántos tipos de profetas hay en la Biblia?