Ayudate Que Yo Te Ayudare En La Biblia?

Ayudate Que Yo Te Ayudare En La Biblia
«Ayúdate que yo te ayudaré» – Se trata de la frase fantasma más citada de la Biblia , aunque no aparece en ninguno de los libros que componen el canon bíblico. Suele ser atribuida al mismo Jesucristo; sin embargo, no existe registro de algo similar en los evangelios que dan forma al texto sagrado.

¿Donde dice en la Biblia que Dios dijo Ayúdate que yo te ayudaré?

ARTÍCULOS ANTERIORES – José Peña Santana No soy estudioso de la Biblia pero recuerdo algunos pasajes que escuchaba en las clases de catecismo de mis profesoras Eva Vásquez, (EPD), Luz María Acosta y Leida Cuevas, bajo la dirección de Sor María Elena en el colegio San Bartolomé en mi natal Neyba, cuando cursaba entre cuarto y sexto de primaria. De ahí pude comprender que la frase que se le atribuye a Dios y que muchos han afirmado durante largo tiempo que está en la Biblia, en realidad no aparece registrada en las Sagradas Escrituras, ni creo que algún personaje bíblico haya dicho tal frase, que por demás se podría considerar que va en contra del consejo divino.

  1. Sin embargo, podemos colegir que dicha frase se popularizó en la antigua Grecia como una variante de lo dicho por Isaías 41:13: Soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: “No temas, yo te ayudaré”;

O la frase que se le atribuye a San Agustín: “Haz lo posible que Dios hará lo imposible”, y se puede asociar con el verso de Josué 1:9: “Esfuérzate y sé valiente; no temas ni desmayes”. Estas frases originadas en la antigua Grecia me llaman a reflexionar sobre lo que declaró durante una visita a la ciudad de Santiago, el viernes 22 de diciembre del pasado año, el doctor Leonel Fernández, al contestar sobre la pregunta de si el PLD irá unido a las elecciones con Leonel a la cabeza.

“El PLD irá unido al 2020 a ganar una vez más ya lo decidirá Dios, el pueblo dominicano y el partido si será con Leonel Fernández”. Estas palabras son respuesta de un hombre originario de una formación en valores familiares y religiosos.

Si bien es cierto que la bendición de Dios recae a los que se someten a su señorío, no menos cierto e  importante sería, la aplicación del verso de Josué 1:19: “Mira que te mando a que te esfuerces y seas valiente”. Un político entre más se esfuerce por hacer lo que le fue asignado, cumpliendo las reglas, será premiado.

Si el político hace mucho por agradar a Dios, pero no cumple su parte con perseverancia, pues correría el riesgo de no ser recompensado. Menos aún si “la competencia” está al asecho en interés de hacer desconocer ante la opinión pública los meritos alcanzados y las condiciones virtuosas de ese político.

No obstante,  a sabiendas de que toda la comunidad política a lo interno y externo de su organización, sí lo reconoce, la mezquindad se empeña en distorsionar los hechos que acreditan a ese político, con el firme propósito de  tratar de aniquilarlo. Aún cuando es verdad de Perogrullo, la expresión usada por ese hombre noble e íntegro de que “Dios pone y quita reyes” y “también ese mismo Dios pone y quita presidentes”, sigo creyendo que la frase que todos creen parte de la Santa Biblia y a pesar de que no lo es, continúa siendo importante y muy provechosa en su aplicación El político que defiende lo que persigue a pesar de su creencia no queda mal con Dios, es justo  abonar el trayecto, y  en tal sentido el presidente Fernández está convocando a su país, recibiendo la aprobación cada vez más de la militancia de su Partido de la Liberación Dominicana, de las fuerzas vivas de la nación y de todos los que desean que avance y retorne el porvenir de la patria; su pueblo ya lo han comprendido y con la ayuda de Dios, no valdrá manera de desconocer la voluntad de un pueblo.

¿Qué dice Proverbios 3 5 6?

5 a Confía en Jehová con todo tu corazón,y no te apoyes en tu propia b prudencia. 6 a Reconócelo en todos tus caminos,y él enderezará tus veredas. 7 No seas a sabio en tu propia opinión; b teme a Jehová y apártate del mal, 8 porque será a salud para tu ombligoy médula para tus huesos.

¿Qué significa la frase Ayúdate que yo te ayudaré?

Paremia – Tipo: Refrán Idioma: Español Enunciado: Ayúdate, y te ayudaré Ideas clave: Esfuerzo Significado: Recomienda poner los medios a nuestro alcance para lograr algo y no contar con ayuda ajena. Marcador de uso: En desuso Fuentes: Bergua Observaciones: Ayúdate, y ayudarate Dios (Valdés 30).

¿Qué dice Juan 15 5?

1 Yo soy la a vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Todo a pámpano que en mí no lleva b fruto , lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo c limpiará , para que lleve más fruto. 3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4 a Permaneced en mí, y yo en vosotros.

  1. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí;
  2. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto, porque sin a mí nada podéis hacer;

6 El que en mí no permanece será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los recogen y los echan al fuego, y arden. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, a pedid todo lo que queráis, y os será hecho. 8 En esto es glorificado mi Padre: en que llevéis mucho fruto y seáis así mis discípulos.

9 Como el Padre me a ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

11 Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro a gozo sea completo. 12 Este es mi mandamiento: Que os améis los unos a los otros, como yo os a he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno a ponga su vida por sus amigos.

  • 14 Vosotros sois mis a amigos si hacéis las cosas que yo os mando;
  • 15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que a oí de mi Padre os las he dado a conocer;

16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os a elegí a vosotros, y os he b puesto para que vayáis y llevéis c fruto , y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi d nombre , él os lo dé. 17 Esto os mando: Que os améis los unos a los otros.

18 Si el mundo a os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19 Si fuerais del a mundo , el mundo b amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, sino que yo os elegí del mundo, por eso os aborrece el mundo.

20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El a siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han b perseguido , también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. 21 Pero todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

22 Si yo no hubiera venido ni les hubiera hablado, no tendrían a pecado , pero ahora no tienen excusa por su pecado. 23 El que me aborrece también a mi Padre aborrece. 24 Si no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora las han visto, y me han aborrecido a mí y a mi Padre.

25 Pero esto sucede para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron. 26 Pero cuando venga el a Consolador , a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el que procede del Padre, él b dará testimonio de mí.

¿Qué dice Proverbios 16 del 1 al 3?

1 Del hombre son los a planes del corazón,mas de Jehová es la respuesta de la b lengua. 2 Todos los caminos del hombre son limpios ante sus propios ojos,pero Jehová pesa los espíritus. 3 a Encomienda a Jehová tus obras,y tus pensamientos serán afirmados.

¿Qué dice Proverbios 13 20?

20 El que anda entre sabios será sabio,pero el que se junta con necios sufrirá el mal.

¿Qué dice en Romanos 12 2?

2 Y no os adaptéis a este a mundo, sino transformaos por medio de la b renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

¿Qué dice Isaías 30 15?

1 ¡Ay de los hijos a rebeldes , dice Jehová, que toman b consejo , pero no de mí; que se entrelazan con cubierta, pero no de mi espíritu, añadiendo pecado sobre pecado! 2 Parten para descender a Egipto, pero no han preguntado de mi boca, para fortalecerse con la a fuerza de Faraón y buscar refugio b a la sombra de Egipto.

  1. 3 Pero la fuerza de Faraón será vuestra vergüenza; y el refugio a la sombra de Egipto, vuestro oprobio;
  2. 4 Porque aunque sus príncipes estaban en Zoán, y sus embajadores llegaron a Hanes, 5 se avergonzarán todos de un pueblo que no les sirve de nada, ni los socorre ni les trae provecho; antes les será para vergüenza y aun para oprobio;

6 a Profecía sobre las bestias del b sur : Por tierra de tribulación y de angustia, de donde salen la leona y el león, la víbora y la serpiente ardiente que vuela, llevan sobre lomos de asnos sus riquezas, y sus tesoros sobre jorobas de camellos, a un pueblo que no les será de provecho.

7 Y a Egipto en vano e inútilmente dará ayuda; por tanto, yo lo he llamado Rahab, la inmóvil. 8 Ve ahora, y a escríbelo en una tabla delante de ellos, y regístralo en un libro para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre.

9 Porque a este pueblo es b rebelde , hijos mentirosos, hijos que no quieren oír la ley de Jehová; 10 que dicen a los a videntes : No veáis visiones; y a los profetas: No nos profeticéis lo que es recto; decidnos cosas b halagüeñas , profetizad c engaños ; 11 dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel.

12 Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque habéis desechado esta palabra, y habéis confiado en la opresión y en la iniquidad, y en ellas os habéis apoyado, 13 por tanto, os será este pecado como muro agrietado que va a caer, y como un alto muro, cuya caída viene súbita y repentinamente.

14 Y lo quebrará como se quiebra un vaso de alfarero, que sin misericordia lo hacen pedazos; tanto, que entre los pedazos no se halla tiesto para sacar fuego del hogar o para sacar agua del pozo. 15 Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En arrepentimiento y en reposo seréis salvos; en la a quietud y en la confianza estará vuestra fortaleza.

You might be interested:  Cuál Es El Dios De Los Musulmanes?

Pero no quisisteis, 16 sino que dijisteis: No, antes huiremos en a caballos ; por tanto, vosotros huiréis. Y sobre corceles veloces cabalgaremos; por tanto, serán veloces vuestros perseguidores. 17 Un millar huirá ante la amenaza de uno solo; ante la amenaza de cinco huiréis vosotros todos, hasta que quedéis como mástil en la cumbre de un monte y como a bandera sobre una colina.

18 Por tanto, Jehová a esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado y tendrá de vosotros misericordia, porque Jehová es Dios de b justicia ; bienaventurados todos los que esperan en él. 19 Ciertamente el pueblo morará en a Sion , en Jerusalén; nunca más llorarás; ciertamente se apiadará de ti a la voz de tu clamor; al oírla, te responderá.

  1. 20 Aunque os dará el Señor pan de a congoja y agua de angustia, con todo, tus b maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros;
  2. 21 Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra, diciendo: Este es el camino, a andad por él, ya sea que vayáis a la derecha o a la izquierda;

22 Entonces profanarás la cubierta de plata de tus esculturas y la vestidura de oro de tus imágenes de fundición; las apartarás como a trapo asqueroso. Les dirás: ¡Salid de aquí! 23 Entonces dará el Señor lluvia a tu sembrado cuando siembres la tierra y dará pan del fruto de la tierra; y será abundante y sustancioso; tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en amplias praderas.

24 Tus bueyes y tus asnos que labran la tierra comerán grano limpio, el cual será aventado con pala y a criba. 25 Y sobre todo monte alto, y sobre todo collado elevado, habrá ríos y corrientes de aguas a el día de la gran matanza cuando caigan las torres.

26 Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol será siete veces mayor, como la luz de siete días, el día en que ponga una venda Jehová en la fractura de su pueblo y a cure la llaga que él ha causado. 27 He aquí que el a nombre de Jehová viene de lejos, con ardiente b enojo y en densa humareda, sus labios llenos de ira y su lengua como fuego que consume.

  1. 28 Y su aliento, cual torrente que inunda, llegará hasta el cuello para zarandear a las naciones con b criba de destrucción; y el freno estará en las quijadas de los pueblos, haciéndo los errar;
  2. 29 a Vosotros tendréis cántico como en la noche en que se celebra una fiesta solemne; y alegría de corazón, como la del que va con flauta para venir al b monte de Jehová, a la Roca de Israel;

30 Y Jehová hará oír la majestad de su voz y hará ver el descenso de su a brazo , con la indignación de su ira y llama de fuego consumidor, con tormenta, con tempestad y piedras de granizo. 31 Porque a Asiria , que b hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada.

¿Qué dice Hebreos 12 6?

6 Porque el Señor al que ama, a disciplina,y azota a todo el que recibe como hijo. 7 Si soportáis la a disciplina, Dios os trata como a b hijos; porque, ¿ qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois a bastardos, y no hijos.

¿Qué dice en Isaías 41 13?

1 Guardad silencio ante mí, oh islas, y renueven fuerzas los pueblos; acérquense y entonces hablen; vengamos a juntos a juicio. 2 ¿Quién despertó al justo del a oriente , lo llamó para que le siguiese, entregó delante de él naciones y le hizo b gobernar sobre reyes? Los entregó a su espada como polvo, y a su arco como hojarasca arrebatada.

3 Los persiguió; pasó en paz por un camino por donde sus pies nunca habían pisado. 4 ¿Quién hizo y realizó esto, llamando a las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el a primero , y con los postreros; yo soy aquel.

5 Las islas vieron y tuvieron temor; los confines de la tierra temblaron, se acercaron y vinieron. 6 Cada cual a ayuda a su prójimo y dice a su hermano: ¡Sé fuerte! 7 El artífice anima al orfebre, y el que aplana con martillo dice al que bate en el yunque, acerca de la soldadura: ¡Está bien! Y lo afirma con clavos para que no se mueva.

  1. 8 Pero tú, oh Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo a escogí , descendencia de Abraham, mi b amigo;
  2. 9 Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí y no te deseché;

10 a No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 11 He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y humillados; los que contienden contigo serán como nada y a perecerán.

  1. 12 Los buscarás y no los hallarás, los que tienen contienda contigo; aquellos que te hacen la guerra serán como nada y como cosa que no es;
  2. 13 Porque yo, Jehová, soy tu Dios, quien te sostiene de la mano derecha y te dice: No temas, yo te ayudaré;

14 No temas, a gusano de Jacob, oh vosotros hombres de Israel; yo te socorreré, dice b Jehová , tu c Redentor , el Santo de Israel. 15 He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, cortante, lleno de dientes; trillarás a montes y los molerás, y convertirás los collados en tamo.

16 Los a aventarás , y se los llevará el viento, y los esparcirá el torbellino. Pero tú te regocijarás en Jehová; te gloriarás en el Santo de Israel. 17 Los afligidos y menesterosos buscan agua, pero no hay; se secó de sed su lengua; yo, Jehová, les responderé; yo, el Dios de Israel, no los a desampararé.

18 En las cumbres abriré a ríos , y fuentes en medio de los valles; convertiré el desierto en estanques de agua, y la tierra seca en manantiales de agua. 19 Pondré en el desierto cedros, acacias, mirtos y olivos; pondré en el yermo cipreses, a olmos y álamos juntamente, 20 para que vean, y sepan, y consideren y entiendan todos que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo ha creado.

  • 21 Presentad vuestra causa, dice Jehová; exponed vuestros fuertes a razonamientos , dice el Rey de Jacob;
  • 22 Tráigan los y declárennos lo que ha de suceder; dígannos lo que ha sucedido desde el principio, y lo consideraremos en nuestro corazón, para que sepamos también su final; y hacednos entender lo que ha de venir;

23 Declaradnos lo que ha de venir después, para que sepamos que vosotros sois dioses; haced algo, sea bueno o malo, para que lo temamos y lo veamos juntamente. 24 He aquí que vosotros no sois nada, y vuestras obras son vanidad; a abominación es el que os escoge.

  1. 25 Del norte desperté a uno, y vendrá; del nacimiento del sol invocará mi nombre; y pisoteará príncipes como a lodo, como pisotea al barro el alfarero;
  2. 26 ¿Quién lo a declaró desde el principio, para que lo supiéramos; o de tiempo atrás, para que dijéramos: Es justo? Ciertamente no hay quien lo declare; sí, no hay quien lo anuncie; ciertamente no hay quien oiga vuestras palabras;

27 He aquí, yo soy el primero que he declarado estas cosas a Sion, y a Jerusalén daré un portador de buenas nuevas. 28 Miro, y no hay nadie; y entre ellos ningún consejero hay; les pregunto, y no responden palabra. 29 He aquí, todos son a vanidad , y las obras de ellos nada son.

¿Qué parte de la Biblia habla de los tatuajes?

El carnaval brasileño ha revelado, con la exposición gozosa y sensual de la desnudez, que el país ha sido contagiado por la fiebre de los tatuajes, los cuales estos dias han aparecido aún más a la luz del sol. Lo que pocos tatuados conocen es que esa práctica tenía un origen sagrado, para conseguir un contacto con los dioses.

  1. El homo sapiens , desde que empezó a enterrar sus muertos, está fascinado por el misterio del más allá;
  2. De ahí la costumbre de enterrar a los fallecidos con joyas y comida;
  3. El primer tatuaje en la piel que se conoce data de hace unos 5;

000 años, cuando fue descubierto, en la frontera entre Italia y Austria, un pastor congelado que tenía unas marcas en la rodilla y en la espalda. Hoy, las iglesias consideran los tatuajes como algo mundano que estaría prohibido en la Biblia. Sin embargo, un texto del libro del Apocalipsis podría indicar que hasta Jesús llevaba un tatuaje en su muslo.

El gusto por los tatuajes ha empezado a preocupar en Brasil a las Iglesias evangélicas ya que en el texto en la Biblia de Levítico, 19, 28 se lee textualmente: “No haréis ningún rasguño en vuestro cuerpo por un muerto, ni en tu cuerpo imprimas ninguna marca”, lo que equivaldría a prohibir los tatuajes.

Sin embargo, ese texto lo que indica es que el pueblo de Israel, el primero en practicar una religión monoteísta, consideraba los tatuajes como una práctica de los paganos filisteos que los creyentes en el Dios único no debían imitar. Los creyentes mejor conocedores de la Biblia han encontrado, sin embargo, un texto en el Libro del Apocalipsis, el capítulo 19, versículo 16, según el cual Jesús tendría un tatuaje en su pierna.

El texto, según traducción del original de la Biblia de Jerusalén, habla del caballero del Apocalipsis, el Cristo, que “lleva escrito un nombre en su manto y en su muslo: Rey de Reyes y Señor de los Señores”.

De ser cierto, los creyentes se sentirían libres para usar tatuajes en su piel si el mismo Cristo lo usaba. Varios teólogos evangelicos, expertos en estudios bíblicos, como Armando Taranto Neto y Carlos Augusto Vailatti, han salido al paso para explicar que puede tratarse de una traducción errónea del texto original griego que debería rezar así: “En el manto, es decir , sobre su nalga, tiene escrito el nombre…”.

  1. En ese caso el tatuaje estaría en el manto, a la altura de la pierna, y no en la piel de Jesús;
  2. Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites;
  3. Suscríbete Para defender esta traducción del texto original griego, algunos pastores evangélicos han desempolvado la edición crítica en cuatro volúmenes del exegeta inglés Henry Alford, la cual data de mediados del siglo XIX y que defiende que el segundo kai en el texto del Apocalipsis, que en griego significa “y”, sería un kai “exegético”, que podría significar también, “es decir”;

El tatuaje no estaría en el manto “y” en el muslo de Cristo, sino “en el manto, es decir , a la altura del muslo”. Otros recuerdan que el libro del Apocalipsis es una obra simbólica y no histórica y por tanto ese texto hay que leerlo en sentido figurado y no real, como el que su mirada “era de fuego”.

  1. Algunos pastores evangélicos están buscando un punto intermedio;
  2. Se esfuerzan para no prohibirle los tatuajes a sus fieles como supuestamente pide la Biblia, porque equivaldría a perder muchos devotos: la fiebre de los tatuajes, sobre todo en los jóvenes, parece imparable;

Así, en vez de prohibir los tatuajes están alertando a sus fieles a que, en vez de usar motivos mundanos o eróticos, prefieran temas evangélicos, como el de “Jesús salva” o “Dios me lo dio”, frases que vemos también escritas en coches y camiones. Muchos pastores ignoran el origen sagrado de los tatuajes en la piel.

  1. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, hace tres mil años, el tatuaje, que se hacía con agujas de oro, estaba permitido sólo a las sacerdotisas que en algunas momias aparecen tatuadas con temas relacionados con la diosa de la fertilidad;
You might be interested:  Quien Es Daniel En La Biblia?

En la famosa momia de la sacerdotisa Amunet, hallada en Tebas, se puede observar un tatuaje en la zona pélvica baja. De tener orígenes en lo sagrado, los tatuajes fueron perdiendo, a través de las culturas, esa caraterística para adquirir otros significados.

Entre los romanos se usaban también para indicar una jerarquía. Se tatuaba a los esclavos para demostrar su pertenencia a su dueño. Este aspecto negativo se recuperó en los tiempos modernos, durante el nazismo, cuando a los condenados a los campos de concentración se les marcaba en el brazo.

En Occidente, durante la Edad Media, los tatuajes fueron prohibidos y castigados por la Iglesia Católica que los permitía sólo a los soldados de las Cruzadas como método para reconocerles si morían en el campo de batalla. Hoy, tanto los católicos como los evangélicos empiezan a ser menos exigentes en la prohibición de los tatuajes, aunque ambas iglesias no quieren ni oir hablar del texto del Apocalipsis que dejaría entender que también Jesús estaba tatuado.

¿Qué parte de la Biblia?

La Biblia está organizada por dos partes principales; Antiguo Testamento (Tanaj, libros sagrados canónicos en el judaísmo) y el Nuevo Testamento que se enfoca en Jesucristo y el cristianismo primitivo.

¿Qué dice en Romanos 8 9?

1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no a andan conforme a la carne, sino conforme al espíritu. 2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha a librado de la ley del pecado y de la muerte. 3 Porque lo que era imposible para la a ley , por cuanto era b débil por la carne , c Dios , enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne, 4 para que la justicia de la ley fuese cumplida en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

5 Porque los que viven conforme a la carne, en las cosas que son de la carne se ocupan; pero los que viven conforme al espíritu, en las cosas del espíritu. 6 Porque el ánimo a carnal es b muerte , pero el ánimo c espiritual es vida y d paz.

7 Por cuanto la inclinación de la carne es enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede. 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9 Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el espíritu, si es que el a Espíritu de Dios mora en vosotros.

  1. Y si alguno no tiene el b Espíritu de Cristo , no es de él;
  2. 10 Y si a Cristo está en vosotros, b el cuerpo a la verdad está muerto a causa del pecado, pero el Espíritu es vida a causa de la c justicia;
  3. 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó a Cristo Jesús de los muertos a vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros;

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne, 13 porque si vivís conforme a la carne, a moriréis ; pero si por el espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son a hijos de Dios.

15 Porque no habéis recibido el espíritu de a servidumbre para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 Porque el Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos a hijos de Dios.

17 Y si hijos, también a herederos ; herederos de Dios, y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 18 Porque considero que los a sufrimientos de este tiempo no son dignos de ser comparados con la b gloria venidera que c en nosotros ha de ser manifestada.

  1. 19 Porque el anhelo profundo de la creación es el esperar la manifestación de los hijos de Dios;
  2. 20 Porque la creación fue a sujetada a la vanidad, no de buen grado, sino por causa del que la sujetó en esperanza, 21 porque también la creación misma será a librada de la servidumbre de la corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios;

22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una sufre dolores de parto hasta ahora. 23 Y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las a primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la b adopción , a saber, la c redención de nuestro cuerpo.

  1. 24 Porque en a esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que b se ve, ya no es esperanza, porque lo que se ve, ¿para qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo esperamos;
  2. 26 Y asimismo, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, porque no sabemos lo que hemos de a pedir como es debido, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles;

27 Pero el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque él, conforme a la voluntad de Dios, a intercede por los santos. 28 Y sabemos que para los que aman a Dios, a todas las cosas obrarán juntamente para su bien, para los que conforme a su propósito son llamados.

29 a Porque a los que b antes conoció, también c predestinó para que fuesen hechos d conforme a la e imagen de su Hijo, a fin de que él sea el f primogénito entre muchos hermanos; 30 y a los que predestinó, a estos también llamó; y a los que llamó, a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó.

31 ¿Pues qué diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién a contra nosotros ? 32 a El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él b todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? a Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, quien además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos apartará del a amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: a Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos considerados como ovejas de matadero.

37 Antes bien, en todas estas cosas somos más que a vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá apartar del a amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro..

¿Qué dice en Efesios 5 18?

Sagradas Escrituras (1569) (Español) SEV – Efesios 5:18 Y no os embriaguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu;.

¿Qué dice en Romanos 5 5?

1 a Justificados , pues, por la b fe , tenemos c paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, 2 por medio de quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

3 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las a tribulaciones , sabiendo que la tribulación produce b paciencia ; 4 y la paciencia, a prueba ; y la prueba, esperanza; 5 y la a esperanza no avergüenza, porque el b amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Difícilmente alguien muere por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios demuestra su amor para con nosotros, en que, siendo aún a pecadores , Cristo murió por nosotros.

9 Mucho más ahora, habiendo sido justificados por su a sangre , por medio de él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos a reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando ya reconciliados, seremos b salvos por su vida.

11 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio del Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la a reconciliación. 12 Por consiguiente, como el a pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la b muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos c pecaron.

  1. 13 Porque aun antes de la ley había pecado en el mundo; pero el pecado no se tiene en cuenta cuando no hay a ley;
  2. 14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es a figura del que había de venir;

15 Pero el don no es como la transgresión. Porque si por la transgresión de uno murieron los muchos, más abundó la gracia y el don de Dios para los muchos, por la gracia de un hombre, Jesucristo. 16 Ni tampoco el don es como el pecado de aquel; porque a la verdad el juicio vino por un solo pecado para condenación, mas la gracia vino por muchas transgresiones para justificación.

  • 17 Porque si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por medio de uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la a gracia y del don de la justicia;
  • 18 Así que, como por la transgresión de uno solo vino la condenación a todos los hombres, así también por la justicia de uno solo vino la gracia a todos los hombres para justificación de vida;

19 Porque así como a por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la b obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia, 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la a justicia para b vida eterna por medio de Jesucristo, nuestro Señor..

¿Qué dice Mateo 21 28?

Les aseguro que los publicanos y las prostitutas les llevan la delantera en el camino del reino de Dios En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.

” Él le contestó: “No quiero. ” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor. ” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?» Contestaron: «El primero.

» Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron.

Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis. » “Palabra del Señor” REFLEXIÓN Jesús lleva unos días en Jerusalén moviéndose en los alrededores del templo. No encuentra por las calles la acogida amistosa de las aldeas de Galilea.

Los dirigentes religiosos que se cruzan en su camino tratan de desautorizarlo ante la gente sencilla de la capital. No descansarán hasta enviarlo a la cruz. Jesús no pierde la paz. Con paciencia incansable sigue llamándolos a la conversión. Les cuenta una anécdota sencilla que se le acaba de ocurrir al verlos: la conversación de un padre que pide a sus dos hijos que vayan a trabajar a la viña de la familia.

El primero rechaza al padre con una negativa tajante: «No quiero». No le da explicación alguna. Sencillamente no le da la gana. Sin embargo, más tarde reflexiona, se da cuenta de que está rechazando a su padre y, arrepentido, marcha a la viña.

You might be interested:  Como Puedo Orar A Dios?

El segundo atiende amablemente la petición de su padre: «Voy, señor». Parece dispuesto a cumplir sus deseos, pero pronto se olvida de lo que ha dicho. No vuelve a pensar en su padre. Todo queda en palabras. No marcha a la viña. Por si no han entendido su mensaje, Jesús dirigiéndose a «los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo», les aplica de manera directa y provocativa la parábola: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios».

Quiere que reconozcan su resistencia a entrar en el proyecto del Padre. Ellos son los “profesionales” de la religión: los que han dicho un gran “sí” al Dios del templo, los especialistas del culto, los guardianes de la ley.

No sienten necesidad de convertirse. Por eso, cuando ha venido el profeta Juan a preparar los caminos a Dios, le han dicho “no”; cuando ha llegado Jesús invitándolos a entrar en su reino, siguen diciendo “no”. Por el contrario, los publicanos y las prostitutas son los “profesionales del pecado”: los que han dicho un gran “no” al Dios de la religión; los que se han colocado fuera de la ley y del culto santo.

Sin embargo, su corazón se ha mantenido abierto a la conversión. Cuando ha venido Juan han creído en él; al llegar Jesús lo han acogido. La religión no siempre conduce a hacer la voluntad del Padre. Nos podemos sentir seguros en el cumplimiento de nuestros deberes religiosos y acostumbrarnos a pensar que nosotros no necesitamos convertirnos ni cambiar.

Son los alejados de la religión los que han de hacerlo. Por eso es tan peligroso sustituir la escucha del Evangelio por la piedad religiosa. Lo dijo Jesús: “No todo el que me diga “Señor”, “Señor” entrará en el reino de Dios, sino el que haga la voluntad de mi Padre del cielo”..

¿Qué dice en Isaías 41 13?

1 Guardad silencio ante mí, oh islas, y renueven fuerzas los pueblos; acérquense y entonces hablen; vengamos a juntos a juicio. 2 ¿Quién despertó al justo del a oriente , lo llamó para que le siguiese, entregó delante de él naciones y le hizo b gobernar sobre reyes? Los entregó a su espada como polvo, y a su arco como hojarasca arrebatada.

3 Los persiguió; pasó en paz por un camino por donde sus pies nunca habían pisado. 4 ¿Quién hizo y realizó esto, llamando a las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el a primero , y con los postreros; yo soy aquel.

5 Las islas vieron y tuvieron temor; los confines de la tierra temblaron, se acercaron y vinieron. 6 Cada cual a ayuda a su prójimo y dice a su hermano: ¡Sé fuerte! 7 El artífice anima al orfebre, y el que aplana con martillo dice al que bate en el yunque, acerca de la soldadura: ¡Está bien! Y lo afirma con clavos para que no se mueva.

8 Pero tú, oh Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo a escogí , descendencia de Abraham, mi b amigo. 9 Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí y no te deseché.

10 a No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 11 He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y humillados; los que contienden contigo serán como nada y a perecerán.

12 Los buscarás y no los hallarás, los que tienen contienda contigo; aquellos que te hacen la guerra serán como nada y como cosa que no es. 13 Porque yo, Jehová, soy tu Dios, quien te sostiene de la mano derecha y te dice: No temas, yo te ayudaré.

14 No temas, a gusano de Jacob, oh vosotros hombres de Israel; yo te socorreré, dice b Jehová , tu c Redentor , el Santo de Israel. 15 He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, cortante, lleno de dientes; trillarás a montes y los molerás, y convertirás los collados en tamo.

16 Los a aventarás , y se los llevará el viento, y los esparcirá el torbellino. Pero tú te regocijarás en Jehová; te gloriarás en el Santo de Israel. 17 Los afligidos y menesterosos buscan agua, pero no hay; se secó de sed su lengua; yo, Jehová, les responderé; yo, el Dios de Israel, no los a desampararé.

18 En las cumbres abriré a ríos , y fuentes en medio de los valles; convertiré el desierto en estanques de agua, y la tierra seca en manantiales de agua. 19 Pondré en el desierto cedros, acacias, mirtos y olivos; pondré en el yermo cipreses, a olmos y álamos juntamente, 20 para que vean, y sepan, y consideren y entiendan todos que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo ha creado.

21 Presentad vuestra causa, dice Jehová; exponed vuestros fuertes a razonamientos , dice el Rey de Jacob. 22 Tráigan los y declárennos lo que ha de suceder; dígannos lo que ha sucedido desde el principio, y lo consideraremos en nuestro corazón, para que sepamos también su final; y hacednos entender lo que ha de venir.

23 Declaradnos lo que ha de venir después, para que sepamos que vosotros sois dioses; haced algo, sea bueno o malo, para que lo temamos y lo veamos juntamente. 24 He aquí que vosotros no sois nada, y vuestras obras son vanidad; a abominación es el que os escoge.

25 Del norte desperté a uno, y vendrá; del nacimiento del sol invocará mi nombre; y pisoteará príncipes como a lodo, como pisotea al barro el alfarero. 26 ¿Quién lo a declaró desde el principio, para que lo supiéramos; o de tiempo atrás, para que dijéramos: Es justo? Ciertamente no hay quien lo declare; sí, no hay quien lo anuncie; ciertamente no hay quien oiga vuestras palabras.

27 He aquí, yo soy el primero que he declarado estas cosas a Sion, y a Jerusalén daré un portador de buenas nuevas. 28 Miro, y no hay nadie; y entre ellos ningún consejero hay; les pregunto, y no responden palabra. 29 He aquí, todos son a vanidad , y las obras de ellos nada son.

¿Donde dice en la Biblia que el diezmo es para el pastor?

En la antigüedad, Abraham y Jacob obedecieron el mandamiento de pagar el diezmo, que consistía en la décima parte de su interés (véase Hebreos 7:1–10; Génesis 14:19–20; 28:20–22).

¿Qué parte de la Biblia habla de los tatuajes?

El carnaval brasileño ha revelado, con la exposición gozosa y sensual de la desnudez, que el país ha sido contagiado por la fiebre de los tatuajes, los cuales estos dias han aparecido aún más a la luz del sol. Lo que pocos tatuados conocen es que esa práctica tenía un origen sagrado, para conseguir un contacto con los dioses.

  • El homo sapiens , desde que empezó a enterrar sus muertos, está fascinado por el misterio del más allá;
  • De ahí la costumbre de enterrar a los fallecidos con joyas y comida;
  • El primer tatuaje en la piel que se conoce data de hace unos 5;

000 años, cuando fue descubierto, en la frontera entre Italia y Austria, un pastor congelado que tenía unas marcas en la rodilla y en la espalda. Hoy, las iglesias consideran los tatuajes como algo mundano que estaría prohibido en la Biblia. Sin embargo, un texto del libro del Apocalipsis podría indicar que hasta Jesús llevaba un tatuaje en su muslo.

  1. El gusto por los tatuajes ha empezado a preocupar en Brasil a las Iglesias evangélicas ya que en el texto en la Biblia de Levítico, 19, 28 se lee textualmente: “No haréis ningún rasguño en vuestro cuerpo por un muerto, ni en tu cuerpo imprimas ninguna marca”, lo que equivaldría a prohibir los tatuajes;

Sin embargo, ese texto lo que indica es que el pueblo de Israel, el primero en practicar una religión monoteísta, consideraba los tatuajes como una práctica de los paganos filisteos que los creyentes en el Dios único no debían imitar. Los creyentes mejor conocedores de la Biblia han encontrado, sin embargo, un texto en el Libro del Apocalipsis, el capítulo 19, versículo 16, según el cual Jesús tendría un tatuaje en su pierna.

El texto, según traducción del original de la Biblia de Jerusalén, habla del caballero del Apocalipsis, el Cristo, que “lleva escrito un nombre en su manto y en su muslo: Rey de Reyes y Señor de los Señores”.

De ser cierto, los creyentes se sentirían libres para usar tatuajes en su piel si el mismo Cristo lo usaba. Varios teólogos evangelicos, expertos en estudios bíblicos, como Armando Taranto Neto y Carlos Augusto Vailatti, han salido al paso para explicar que puede tratarse de una traducción errónea del texto original griego que debería rezar así: “En el manto, es decir , sobre su nalga, tiene escrito el nombre…”.

En ese caso el tatuaje estaría en el manto, a la altura de la pierna, y no en la piel de Jesús. Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites. Suscríbete Para defender esta traducción del texto original griego, algunos pastores evangélicos han desempolvado la edición crítica en cuatro volúmenes del exegeta inglés Henry Alford, la cual data de mediados del siglo XIX y que defiende que el segundo kai en el texto del Apocalipsis, que en griego significa “y”, sería un kai “exegético”, que podría significar también, “es decir”.

El tatuaje no estaría en el manto “y” en el muslo de Cristo, sino “en el manto, es decir , a la altura del muslo”. Otros recuerdan que el libro del Apocalipsis es una obra simbólica y no histórica y por tanto ese texto hay que leerlo en sentido figurado y no real, como el que su mirada “era de fuego”.

  • Algunos pastores evangélicos están buscando un punto intermedio;
  • Se esfuerzan para no prohibirle los tatuajes a sus fieles como supuestamente pide la Biblia, porque equivaldría a perder muchos devotos: la fiebre de los tatuajes, sobre todo en los jóvenes, parece imparable;

Así, en vez de prohibir los tatuajes están alertando a sus fieles a que, en vez de usar motivos mundanos o eróticos, prefieran temas evangélicos, como el de “Jesús salva” o “Dios me lo dio”, frases que vemos también escritas en coches y camiones. Muchos pastores ignoran el origen sagrado de los tatuajes en la piel.

  1. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, hace tres mil años, el tatuaje, que se hacía con agujas de oro, estaba permitido sólo a las sacerdotisas que en algunas momias aparecen tatuadas con temas relacionados con la diosa de la fertilidad;

En la famosa momia de la sacerdotisa Amunet, hallada en Tebas, se puede observar un tatuaje en la zona pélvica baja. De tener orígenes en lo sagrado, los tatuajes fueron perdiendo, a través de las culturas, esa caraterística para adquirir otros significados.

Entre los romanos se usaban también para indicar una jerarquía. Se tatuaba a los esclavos para demostrar su pertenencia a su dueño. Este aspecto negativo se recuperó en los tiempos modernos, durante el nazismo, cuando a los condenados a los campos de concentración se les marcaba en el brazo.

En Occidente, durante la Edad Media, los tatuajes fueron prohibidos y castigados por la Iglesia Católica que los permitía sólo a los soldados de las Cruzadas como método para reconocerles si morían en el campo de batalla. Hoy, tanto los católicos como los evangélicos empiezan a ser menos exigentes en la prohibición de los tatuajes, aunque ambas iglesias no quieren ni oir hablar del texto del Apocalipsis que dejaría entender que también Jesús estaba tatuado.