CURSO DE GUITARRA
 
18. DAR TESTIMONIO DEL MENSAJE EVANGÉLICO CON EL CANTO-ORACIÓN Y CON LA VIDA
 
(Extracto de la homilía del Papa durante una Misa para las Escuelas de Santa Cecilia de Roma)
 
    "En la Nueva Alianza, los cristianos renacidos a la nueva vida, somos los verdaderos David, que alaban Dios con el canto de la redención. Junto con el salmista cantamos al Padre: 'Oye Yavé, el clamor con que te invoco... De ti mi corazón ha dicho: 'Busca tu faz'; y yo, tu rostro buscaré. No me escondas tu rostro' " (Sal. 26, 7 - 9).
 
    "Estas vibrantes aclamaciones expresan el anhelo que el alma siente de las realidades sobrenaturales: 'Buscad las cosas de arriba... pensad en las cosas de arriba' (Col. 3, 1s); anhelo que se traduce en la oración del corazón. En el cristiano, que goza de la vida nueva y en el que vive Cristo mismo -Verbo del Padre-, esta plegaria se expresa y exalta en canto".
 
    "Esta plegaria en la forma más perfecta la eleva Cristo al Padre. Cristo sigue cantando en cuanto mediador e intérprete de toda la humanidad, las alabanzas y la gloria del Padre, y también las aspiraciones y deseos de los hombres".
 
    "Es Cristo quien ha introducido este himno. El mismo une a Sí la comunidad de los hombres y la asocia al canto de este divino himno de alabanza".
 
    "A este canto de alabanza estáis asociados de modo particular todos vosotros. Vuestra tarea es la de cuidar la exacta ejecución de los cantos sagrados en las celebraciones litúrgicas así como favorece la participación activa de los fieles en el canto. Tenéis una función que no se reduce a un hecho simple y exclusivamente artístico, sino que compromete -junto con el arte- la fe y la piedad, todo el hombre redimido, todo el cristiano".
 
    "El Espíritu Santo es el que da a nuestras frágiles fuerzas la capacidad de abrirse a la invocación: ¡Abba Padre! (Rom. 8-15) y nos da también la capacidad de llenar nuestra oración, haciéndola estallar con la alegría del canto y de la música: 'Llenaos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones' " (Ef. 5, 18-19).
 
    "Consecuencias de esta actividad interior del Espíritu Santo son: El hombre nuevo, que debe revestirse de la imagen del Creador y cantar "un canto nuevo"; una nueva vida de comunidad y comunión".
 
    "En la Nueva Alianza el canto es típico de los que han resucitado con Cristo".
 
 
 
 
 
Verónica Barros A.
Mariana Cox N.
Alabaré para guitarra
II Parte
Marzo de 1987
Santiago - CHILE
 
Principal